Inquietante ilusión óptica

1

El parisino cementerio de Montmartre, ubicado en el barrio del mismo nombre, es uno de los lugares más visitados de la ciudad por la riqueza del arte funerario que encierra y por estar enterrados en él personajes famosos e ilustres: el cineasta Truffaut; los escritores Stendhal y Émile Zóla; el científico Foucault. Y algunos más entre sus más de 20.000 tumbas.

2

Una de ellas es la del desconocido psicoanalista Guy Pitchal, de las más fotografiadas del camposanto. No por la importancia de su ocupante, sino por la escultura con que está decorada: un busto del finado cuya cara te sigue a cualquier punto desde el que la mires, derecha, centro o izquierda. Una inquietante ilusión óptica, más encontrándose en un cementerio.

3

La cabeza es una escultura hueca de su rostro, una máscara que muestra al espectador el lado cóncavo (la parte hueca). Nuestros ojos son engañados y percibimos una imagen tridimensional de un rostro que nos sigue.

En el siguiente vídeo se aprecia más claramente esta sorprendente ilusión óptica con la cara de Albert Einstein.