Carta de un niño contra las clases de religión

Lucas y su amigo Guillermo, ambos de 12 años, estudiantes de 1º de ESO en un colegio público de Alcalá de Henares -Madrid-, denuncian en una carta envíada al diario El País, la discriminación que padecen los que, como ellos, cursan Medidas de Atención Educativa (MAE), la alternativa a religión, frente a los de religión.

Ya quisieran los gobernantes de este país tener la mitad del sentido común, sensatez y discernimiento que demuestran estos niños.

carta1carta2

Estimado director del periódico “El País”:

Mis compañeros de clase y yo nos hemos dado cuenta de que los niños que van a religión, hacen excursiones sin nosotros, los de MAE (Medidas de atención educativa o alternativa para algunos).

No solo eso; además, ven películas, van a ordenadores y van de excursión a jugar al paintball (guerra de bolas de pintura), piragüismo, al teatro, al cine…

Mientras tanto, nosotros estamos en clase haciendo deberes y dibujando. Por eso, enviamos esta carta mi compañero Guillermo y yo, Lucas, en nombre de todos los de MAE (si no saben lo que significa lo tienen arriba) reclamamos que se equilibren las actividades de Mae y religión.

En el colegio pasaba exactamente lo mismo, iban de excursión, veían películas y jugaban al ordenador…

Creemos que es un “soborno” de la Iglesia para que los niños se apunten a religión y elijan el catolicismo. Además, lo hacen para que se apunten y la religión no se “extinga” del colegio.

Díganme si les parece justo.

Díganme, ¿qué tiene que ver el paintball con la religión? (no creo que disparen avemarías). ¿Qué tiene que ver el piragüismo? ¿La película “300” tiene más que ver con la Iglesia o con un acontecimiento histórico?

Propongo que se den los mismos derechos a los alumnos de MAE (o alternativa) que a los de religión. No digo que quiten religión ni que les dejen sin excursiones, pero que por lo menos, los de MAE tengan alguna excursión.

Castigo ejemplar

Kaylee, una niña de 10 años, se mofaba en el colegio de una compañera  que no vestía ropa de marca. Hasta tal punto, que la víctima no quería acudir al colegio por el complejo que la había producido.

Conocidos los hechos por la madastra de la acosadora, la sometió a un castigo ejemplar. Durante varios días, la llevó al colegio con ropa ridícula y de segunda mano comprada en mercadillo.

El primer día que Kaylee tuvo que ir al colegio vestida así, afirman que lloró desconsolada durante todo el día, pero sus padres creen que la lección ha valido la pena y aprenderá de ello.

Existen muchos niños en los colegios e institutos que sufren las mofas de sus compañeros por no llevar ropa de marca, o por el simple hecho de ser diferentes. Lo que necesitan estos niños es una buena lección por parte de sus padres para que sepan lo que significa ser el centro de las mofas y no volverlo a hacer más.

madre-viste-ridicula-aprenda-reirse_MDSIMA20130521_0257_8Fuente

Niños con cáncer: seguiremos

Un videoclip filmado con niños que tienen cáncer, ingresados en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona), en el que participan pacientes de los servicios de oncología y hematología, sus familiares, profesionales y voluntarios de este centro sanitario, y el cantante Macaco, autor del tema “seguiremos” que ha cedido desinteresadamente  los derechos del tema para la grabación del vídeo.

El objetivo del videoclip es “sensibilizar a la población sobre la necesidad de financiar la investigación sobre el cáncer infantil” y recaudar fondos para este fin.

La iniciativa, a la que han bautizado como “Hazte donante de esperanza”, surgió de Paula, una niña de 12 años que padece cáncer, ingresada en este hospital, que quiso que todos los niños y niñas del servicio de oncología cantasen y bailasen para mostrar a la sociedad que, pese a estar enfermos, tienen esperanza y alegría, dos palabras que muestran en carteles durante el videoclip.

Paula también quería contribuir con el vídeo a animar a la población a hacer donaciones que permitan avanzar en la investigación y descubrir nuevos tratamientos contra el cáncer infantil.

Seguiremos:

Clases de caza en colegios públicos

Una de las víctimas fundamentales del desmantelamiento del Estado Social que estamos padeciendo es la Educación pública. Se la vacía de contenido y sus recursos son trasvasados a la enseñanza privada. Con este guión, el Gobierno de Castilla y León firma un acuerdo con la federación de cazadores de la región, por el cual subvenciona con 303.000€ un programa para dar clases de caza en los colegios públicos a los niños y niñas de entre 7 y 12 años.

caza

Pretenden acabar así con la “cultura del Bambi”: los cazadores son malos y los ciervos buenos. Se inculcará en los niños los supuestos valores de la caza a través de clases teóricas y prácticas, es decir, se les enseñará a usar armas, lo que incumple la legislación estatal sobre el uso de armas.

El PP no creo que mida bién las consecuencias de sus decisiones. En salvaguarda de sus intereses, se entiende que quieran una juventud iletrada, más fácil de manipular. ¡Pero enseñarles a utilizar armas! Un tonto armado es peligroso e impredecible y puede cambiar el enfoque del punto de mira de su arma, en vez de contra ciervos y perroflautas, contra animales políticos.

Fuente