El empeño de una gilipollas en ser alcaldesa

998532_509801049091804_882680604_n-e1383427830833

El empeño de una gilipollas en ser alcaldesa, o el empeño de una alcaldesa gilipollas en demostrar que lo es. Lo de Botella es un no parar.

El éxtasis por okupar la poltrona municipal, dejando atrás su papel de esposa sumisa -mal que le pese al obispo de granada-, le ocasiona una incontinencia verbal tal que, lejos de disimular su incapacidad, resalta su estupidez.

La rueda, la penicilina o la electricidad son unos inventos baladíes comparados con el progreso que ha supuesto para la humanidad la reforma laboral del PP.

¿Se puede ser más gilipollas? Seguro que sí. La próxima vez que Ana Botella abra la boca lo demostrará.

La Botella es alcaldesa y Aznar gilipollas

labotella Ana Botella, alcaldesa de Madrid, esposa de Jose Mª Aznar. Ninguno de los dos morirá de derrame cerebral.

Conocidas son las Aznaradas:

La última Aznarada en una cena comentando la inminente proclamación de su mujer como alcaldesa de Madrid: “Ana no será alcaldesa… Será alcalde. Porque la alcaldesa es…, la mujer del alcalde”. (Fuente)

Aznar-borracho

Pués mire usté Sr.Aznar, la Botella es alcaldesa y usted un gilipollas. Y pruebas hay.


Origen de la palabra gilipollas

Gilipollas es una palabra despectiva, un insulto, para referirse a alguién tonto, lelo, gilí; de uso muy extendido aunque de no muy buen gusto. Un gilipollas es un tipo irrelevante, de inteligencia justita o nula que hace gala de su carencia intelectual. Ahora bién, ¿cual es el origen del término gilipollas?.

aznar-giliPara contestar a la pregunta hay que remontarse unos cuantos cientos de años atrás, concretamente a la época de Felipe III (1578-1621).

En esa época vivió un personaje, Gil Imón, que algunos le otorgan la alcaldía de Madrid, aunque no he encontrado ninguna referencia ni documento que lo verifique, aunque tenga una calle en la capital. Sí parece que fue funcionario del Estado, fiscal del Consejo de Hacienda.

D.Gil Imón asistía a todo sarao y evento social de alcurnia que se celebrase en Madrid; lo hacía siempre acompañado de sus  hijas para introducirlas en sociedad y, razón fundamental, para que encontraran marido. Resulta que las jóvenes, además de feas, eran justitas de entendederas (como la Infanta Elena) lo que dificultaba la labor.

gilipollasEn la época era habitual denominar a las jovencitas como “pollas”. Hoy, esta expresión está en desuso, aunque figura en el diccionario, en favor de “tía” o “piba”.

Cuando D.Gil Imón aparecía en las fiestas con sus hijas se le anunciaba: ” D.Gil y pollas”.

El ingenio y la burla de las gentes de entonces, ante la persistente presencia del fiscal y sus hijas en los saraos, y la dificultad de colocar a estas por bobas, unieron los términos “Gil y pollas” para referirse a las personas lelas.

Por tanto, el término gilipollas como sinónimo de lelo y tonto, tiene su origen en las hijas de Gil.