Muere el sacerdote Miguel Pajares, infectado de ébola

Ha muerto Miguel Pajares, el sacerdote de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, infectado de ébola en Liberia, repatriado por el Gobierno, al que se le estaba tratando la enfermedad –mortal en más del 90% de los casos- en el Hospital madrileño Carlos III con el medicamento experimental  ZMapp, importado desde Ginebra y aprobado su uso excepcionalmente para este caso.

14074365144906

Gracias a Rajoy, el virus del ébola ha llegado a España. Miedo da pensar que quién afirma que no existe riesgo de contagio sea el mismo que cuando el desastre ecológico del Prestige (una marea negra de 67.000 toneladas de crudo que inundó las costas gallegas) afirmó:  ”No hay ningún peligro de que la marea negra alcance a las Rías Bajas” .“ Salen unos pequeños hilitos,  cuatro en concreto, solidificados con aspecto de plastilina”.

No discuto el derecho, es más, lo afirmo, que tenía el Sr.Pajares de que el Gobierno le asistiese y proporcionase el mejor tratamiento posible, no por su condición de sacerdote, sino como ciudadano español. Sí, pero…

Qué así sea siempre y para todos los ciudadanos. Y no es así. Como ejemplo, recordar el caso de la madrileña Emma Rodríguez, enferma en Argentina de neumonía atípica (enfermedad con tratamiento y no contagiosa), cuya repatriación le fue denegada por el Ejecutivo por costosa y a la que se dejó morir allí.

10553314_693263164089059_8706304791561285606_n

Además, se ha incurrido en un insultante  agravio comparativo. Si a un ciudadano español que permanezca más de tres meses en el extranjero se le retira la tarjeta de asistencia sanitaria, ¿Por qué a un sujeto que lleva más de 30 años fuera de España, se le presta una asistencia pública que a los demás se niega?

Traer al cura infectado de ébola a España ha resultado un esfuerzo caro e inútil; más un gesto de sumisión del Gobierno a la Iglesia. Más lógico, barato, eficaz, y menos peligroso, parece la opción de haber trasladado a Liberia el tratamiento  y, de paso, ayudar a otros enfermos.

En una legislatura caracterizada por los recortes, especialmente en Sanidad, ha sido indignante ver como a un sacerdote se le repatriaba para ingresarle en el Hospital Carlos III, Hospital Público, antaño de referencia en enfermedades infecciosas, y hoy semidesmantelado y en proceso de cierre por mor de los citados recortes. No es admisible que a los madrileños se les usurpe un Hospital especializado en ese tipo de enfermedades y se acondicione de prisa y corriendo para ingresar a una sola persona, siervo de dios, eso sí.

Y ello no sin riesgo, pues como los propios especialistas que quedan en el Carlos III denuncian, el Hospital ha sido designado como centro de referencia ante la posible aparición de casos de ébola, cuando se han eliminado la UCI y los laboratorios, esenciales para un centro de referencia de pandemias, se ha dejado de trabajar en los protocolos de alertas y se ha dejado de hacer simulacros con los trajes de riesgo biológico. ¿Cómo se prepara uno para ser referencia ante posibles casos de ébola sin tener UCI, sin laboratorio de microbiología, sin protocolos actualizados y vigentes, sin la tranquilidad y seguridad que otorga la práctica de simulacros, sin disponer de un banco de sangre con el que asegurar el tratamiento correcto a un paciente con hemorragias severas constantes?

Volviendo al Prestige, si Rajoy asegura que no existe riesgo de contagio, la epidemia es segura.

VEF_392471_twitter_aterriza_donde_puedas_por_titacales

Por otra parte, es significativo que mientras el Ejecutivo nos roba y paulatinamente va poniendo en manos privadas, por ser mejor y más barata, la Sanidad Pública, ingrese a un miembro de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en un Hospital Público que no cuenta con las condiciones adecuadas, en vez de hacerlo en uno de los muchos Hospitales privados propiedad de la congregación. Congregación que, dicho sea de paso, mantiene un patrimonio millonario en una SICAV así como importantes participaciones en empresas relacionadas con la banca, el tabaco, el alcohol, el lujo o el petróleo.

Respecto a la fe del cura Pajares, parece que le flojeó a última hora. Y es que no es lo mismo predicar que dar trigo. Como bien comentó alguien en Twitter, cuando el ébola entra por la puerta, la fe salta por la ventana y se pide un avión para que te devuelva a casa.

Exactamente eso es lo que solicitó a Exteriores el sacerdote al enterarse que estaba infectado del virus mortal: “Me encuentro muy mal. ¿No me podrían llevar a España como han hecho los americanos?”  “Estos nos han metido el diablo dentro”. Curiosa actitud y reflexión de un sacerdote que no encaja con la conclusión a la que han llegado 100 miembros de la Iglesia de Liberia reunidos el pasado miércoles en la capital, Monrovia, para discutir el papel de la institución eclesiástica ante la epidemia: Dios está enfadado con Liberia y el ébola es una plaga enviada por él como castigo a la corrupción y actos inmorales, como la homosexualidad.

Los líderes religiosos liberianos, como solución, proponen que el próximo jueves el país se paralice y ayune durante 72 horas (comenzando el próximo miércoles), en las que la población debe limitar sus movimientos y permanecer en sus casas en silencio, sin comer y rezando.

Entre Fe y Ciencia el cura Pajares lo tuvo claro, encomendarse a Dios no era la solución. Para los pobres negritos, sí. Para un miembro de una poderosa y rica orden religiosa, no.

El cadáver del sacerdote Miguel Pajares será sellado e incinerado sin practicarle la autopsia. Esperemos que muerto el perro, se acabe la rabia.

VEF_392479_twitter_mirandolo_asi_por_escupotwits

La Comunidad de Madrid vendida al Vaticano

El Papa está a punto de aterrizar en Madrid. Viene ha hacer proselitismo y tenemos que pagar entrada aunque no queramos escuchar, no nos interese, lo que viene a decirnos. Aun así, qué lo haga el Sumo Pontícife tiene su lógica, pero que la Comunidad de Madrid, vendida al Vaticano, haga proselitismo de la religión católica es el colmo de la desfachatez y desprecio a la Constitución.

La fotografía siguiente es de la fachada de la Conserjería de Educación de la Comunidad de Madrid. Otro fenómeno Papanormal.

Fachada conserjería educacio CAM(para ver la imagen debidamente, botón derecho del ratón y ver imagen)

Según La Constitución, España es un Estado aconfesional y laico...

Fenómenos Papanormales

Cuando un concepto claro y perfectamente definido no se entiende, hay que insistir machaconamente en él para que sea comprendido y asumido.

Hay que repetir hasta la saciedad que España es un Estado aconfesional y laico, por lo que resulta desde todo punto intolerable que privilegie y financie una confesión religiosa, la Iglesia Católica, que mina las bases sobre las que se asienta dicho Estado, le declara abiertamente la guerra y pretende someterlo. Una Iglesia clasista, homófoba, misógina y nido de pederastas.

La que fuera reserva espiritual de Occidente, hoy es más culta, por tanto más laica. Cada vez menos bodas, bautismos, comuniones, fieles en los templos, alumnos de religión, son fiel reflejo del avance cultural y social de nuestra sociedad a la que ya no amedrenta la Iglesia, cuyo mensaje tiene progresivamente menor calado.

A nivel político e institucional la realidad es otra, como dice el refrán: las cosas de Palacio van despacio.

Papa-visita-2011-Benedicto_XVI

Así, en los días previos a la patrocinada visita de El Papa a Madrid para las JMJ asistimos a una estremecedora sucesión de fenómenos Papanormales, presagio de la que se avecina.

Los poderes públicos no contentos con promover y financiar la visita del Papa, coartan la legítima libertad del resto de los ciudadanos prohibiendo una manifestación atea –como ya ocurrió en Semana Santa– por considerarla una provocación que podría alterar el orden público. Pero quienes son en este asunto los provocadores? Los que en plena crisis económica, de reducción de gastos públicos, entregan el dinero que quitan de prestaciones sociales para una kermés religiosa, o los que protestan por ello?

Pero van más lejos, la Comunidad de Madrid pide al Gobierno que controle y reprima el Movimiento 15-M –democrático y pacífico- de los indignados, a los que consideran antisistema y violentos con el afán de reventar las Jornadas Mundiales de la Juventud. Mientras los papistas o papaflautas lanzan a Benedicto XVI rollos de papel higiénico comercializados al efecto, quieren a los perroflautas encerrados y si no, apaleados y amordazados.

El Ayuntamiento de Madrid, rendido a Su Santidad (¿?), se da un fenómeno Papanormal inexplicable:  ejerce en los ordenadores de las  bibliotecas públicas municipales la censura pura y dura, al impedir el acceso a cualquier página relacionada con el Movimiento 15-M: “acceso denegado por política de contenidos. Usted está intentando acceder a contenidos no permitidos”.

confesionarios de diseño

Cuando se discute la legitimidad de los indignados para ocupar espacios públicos, la visita de El Papa nos va a proporcionar en este sentido unas grotescas imágenes propias de Carnaval. Sublime va ser la de la ceremonia de la confesión en El Retiro, donde se encuentra la única estatua del mundo dedicada al ángel caído. El parque madrileño va a ser el escenario de una insólita procesión de pecadores en busca de confesión y perdón de sus pecados, lo que conseguirán en los 200 confesionarios de diseño colocados al efecto en el paseo de coches.

Rouco Varela calienta el ambiente y considera que la mayoría de la juventud española presenta  “una experiencia religiosa, moral y ética bajo mínimos“. Por otra parte pide a los fieles que recen para que no haga demasiado calor. Como los antiguos brujos de las tribus indias norteamericanas, en ceremonias sagradas rogaban a Manitú por el agua bailando la danza de la lluvia pintarrajeados y adornados con abalorios, pero Rouco con casullas bordadas en oro.

Visita del Papa

El sindicato UGT ha convocado paros en el Metro de Madrid en plena visita papal por incumplimiento de la subida salarial del convenio colectivo y por pagar pluses de modo arbitrario para reforzar el servicio durante las JMJ.

El obispo de León –quién es este tío para entrometerse en un conflicto laboral- pide a los sindicatos que recapaciten por la muy mala impresión que se dará al mundo y la Comunidad de Madrid, con o sin huelga, va a reforzar el servicio de Metro entre un 40-60% para atender el movimiento de peregrinos. La misma Comunidad de Madrid que acaba de subir el precio del billete de metro y autobús en un 50% (de 1 a 1,5€); la misma que ha reducido el precio del abono turístico para los asistentes a las JMJ de 24 a 4€ el de tres días, y de 50 a 10€ el de una semana, algo sin precedentes y discriminatorio para los madrileños y los verdaderos turistas que nos visitan.

Benedicto XVI, en vez de presentarse en el cuerno de África donde viven una situación de hambre extrema y darnos una lección práctica de su religión, se viene a Madrid a todo lujo. No hay Dios que lo entienda.

Expulsado de misa por replicar al cura en el sermón

30-noviembre-08blogViñeta de Manel Fontdevila

En la localidad madrileña de Villanueva del pardillo asistía a la misa del domingo el catedràtico de universidad y católico practicante, Primitivo González López, quién fue sacado a la fuerza del templo por unos feligreses con el silencio cómplice del cura, por replicar a este durante la homolía: “estamos en misa, no en un mítin”. El motivo de tan insólita actitud (que debería extenderse) fue debido al intolerable discurso pronunciado desde el púlpito por el sacerdote con graves injurias contra el Gobierno de España: “el Gobierno mata a los niños en el seno de sus madres”; (el Gobierno) “es más nazi que los nazis de Alemania”; sobre la ministra Leire Pajín: “asesina de ancianos y de personas que estorban a través de la ley de muerte digna por medio de inyecciones letales”.

El profesor ha interpuesto denuncia judicial por estos hechos. Y debería cundir el ejemplo, pues es habitual escuchar al clero, no sólo en los templos, proferir públicamente graves injurias contra instituciones del Estado con la intención de dinamitar la legislación que los españoles nos hemos dado democráticamente.

Cuendo la Iglesia sea un club privado autosuficiente económicamente, en sus reuniones sociales podrán criticar lo que no les salga del birrete. Pero como da la casualidad que está financiada con muchos miles de millones  de euros anuales por el Estado, y mientras las Iglesias sean lugares públicos, no se pueden tolerar comportamientos anticonstitucionales, ni proclamas contra personas, instituciones y leyes que, en otros ámbitos, serían causa de enjuiciamiento.

España es laica y aconfesional, a ver si nos enteramos de una puñetera vez. Si tienen morriña, que se descarguen la colección completa del NODO, pero dejen de entrometerse en la cosa pública, de la que viven muy bién. Por fortuna, cada vez infunden menos miedo, por lo que es mejor que no abusen de nuestra generosidad.

estado laicoViñeta Manel Fontdevila

Fuente: elmundo.es

Arzobispo de Granada: un gilipollas con hábito

arzobispo-granada

Francisco Javier Martínez se llama y es arzobispo de Granada, además de un completo gilipollas. Este sujeto es conocido por sus ideas ultras y por realizar declaraciones escandalosas, vergonzosas e inadmisibles.

Primero, en contra de los anticonceptivos en general, y del preservativo en particular, no tuvo vergüenza alguna en afirmar que el uso del condón en África, no sólo no había detenido la expansión del SIDA, sino que lo había propagado aun más.

Después, en contra del aborto: “…Se promulga una ley que pone a miles de profesionales (de la Sanidad) en situaciones muy similares a las que tuvieron que afrontar los médicos o los soldados bajo el régimen de Hitler o de Stalin, o en cualquiera de las dictaduras que existieron en el siglo XX y que realmente establecieron la legalidad de otros crímenes, menos repugnantes”, dijo en su homilía dominical. “Pero matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer”. Semejantes declaraciones le convierten en un auténtico hijo de puta, además de ser consideradas una apología de la violencia de género.

Ahora: “El culto a la razón ha terminado en los botellones…”, o esta otra perla, “más peligrosa que Educación para la Ciudadanía es la ciencia para el mundo contemporáneo”. Según Javier Martínez hay que rechazar al Estado que asume cada día más poder sobre el individuo. Rechazar el Estado pero salvando la patria que es “la cosa natural del hombre”.

Para este cabrón lo ideal es un pueblo embrutecido, en un régimen dictatorial bendecido por la Iglesia.

A sujetos como el arzobispo de Granada, por mucho que parezcan gracias a la vestimenta con la que se disfrazan, miembros de alguna chirigota del carnaval de Cádiz, ni les tengo ni me merecen respeto alguno, ni ellos, ni su religión, ni sus ideas. Además exijo que España sea de una puñetera vez un Estado aconfesional y laico como marca la Constitución, así como suprimir de una vez por todas la financiación de la Iglesia con dinero público.

arzobispo_de_granada_310x764