Y la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio es para…

imagesLa Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio es una alta distinción que concede el Estado destinada a premiar a las persona físicas y jurídicas y a las entidades tanto españolas como extranjeras que se hayan distinguido por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación o que hayan prestado servicios destacados en cualquiera de ellos en España o en el ámbito internacional.

En el Boletín Oficial del Estado de fecha 27 de diciembre de 2014, aparece publicado el siguiente Real Decreto 1116/2014, de 26 de diciembre, por el que se concede la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, a propuesta del Ministro de Educación, Cultura y Deporte, previa deliberación del Consejo de Ministros a doña Esperanza Aguirre y Gil de Biedma.

¿Méritos que atesora la condesa, lideresa del corrupto PP madrileño, expresidenta del Senado, expresidenta de la CAM y Ministra de Educación y Ciencia (1996-1999) con Aznar?

No creo que atropellar a un Agente de Movilidad y darse a la fuga tras haber cometido una infracción de tráfico sea uno de ellos. Pienso que tal distinción se deba a su etapa como ministra, caracterizada por severos recortes presupuestarios en Educación, descenso notable de la calidad de la misma y un importante impulso de la enseñanza privada en detrimento de la pública -con fondos públicos, naturalmente-.

Sin embargo, estoy convencido de que lo que ha llevado al Gobierno a conceder la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio a Esperanza Aguirre ha sido cuando, demostrando la extraordinaria solvencia y capacidad como Ministra de Cultura que era, dijo:

“Sara Mago, una excelente pintora”, refiriéndose al Premio Nobel de Literatura José Saramago.

¿Quién es Adolfo Suárez?

¿Quién es Adolfo Suárez? Esta pregunta formulada hace 35 años tendría como respuestas posibles: guapo, tahur del Mississipi, traidor, incompetente.

Formulada hoy, la mayoría de las respuestas serían loas y alabanzas al ex presidente. Y preguntados los jóvenes, el resultado es lamentable. No tienen ni idea de quién es un personaje fundamental, para bien o para mal, de nuestra historia reciente, recientísima. ¿Quién es Adolfo Suárez?:

Enseñan en los colegios el lenguaje del móvil

Un padre indignado, publica una página del libro de texto de castellano de 5º curso de su hija de 10 años, dedicado a las normas básicas del lenguaje del móvil. Una de varias páginas dedicadas en un libro de texto de lenguaje a escribir mal. Esto enseñan en los colegios.

Increíble. De la juventud mejor preparada de la historia, se decía, pasamos a la juventud más iletrada de la historia. Iletrados pero sumisos, manipulables, acríticos. Como los quiere el PP.

libro-castellano-quinto-primaria-lenguaje-movil-1libro-castellano-quinto-primaria-lenguaje-movil-2

Fuente

Una asesora de Wert pregunta por el sueldo de Ramón Llull

¿Qué sueldo cobra el señor Ramon Llull por dirigir la cátedra que lleva su nombre?”, preguntó hace unas semanas una asesora del Ministro de Educación, Jose Ignacio Wert, a la Universidad de las Islas Baleares. (Fuente)

Después de sobreponerse ante tan insolita pregunta, supongo que el interlocutor aún permanece de baja a causa del ataque de risa. No cabe duda que el Sr.Wert sabe rodearse de asesores de nivel, de su nivel.

Ramón Llull

1222796119_0Ramón Llull nació en Mallorca el año 1232 o el 1233. Era hijo de padres barceloneses que vinieron a Mallorca inmediatamente después de la conquista. Fue preceptor del futuro rey de Mallorca Jaime II. Se casó con Blanca Picany, con la que tuvo dos hijos: Domingo y Magdalena (casada con un noble, Pere Sentmenat).

Dedicado a la poética trovadoresca y sensual, a los treinta años padeció una crisis espiritual, escenificada con la aparición cinco veces de Cristo crucificado, que le indujo a cambiar radicalmente de vida y le convirtió en ‘juglar de Dios’, como nos dice él mismo. Después abandonó a su familia y emprendió una impresionante actividad de estudio, escritor, filósofo, predicador y misionero.

Aproximadamente en el año 1265 empezaron los nueve años de estudio. Compró un esclavo sarracino con el que aprendió la lengua arábica. En esta época, maduró sus tres objetivos vitales: predicación a los infieles hasta llegar al martirio. Escritura de un libro contra los errores de estos infieles y creación de escuelas-monasterios en las que se enseñara el árabe y otras lenguas orientales para la instrucción de misioneros. Escribió también las primeras obras con referencias a la Biblia, el alcorán y los sufís, como El Libro de contemplación en Dios.

Hacia 1274, Llull se retiró a la montaña de Randa, donde tuvo la revelación de el Arte Luliana, con el episodio titulado la Iluminación. Con el arte concibe un sistema filosófico de cobertura universal para encontrar la verdad, y que sería infalible para la conversión de los infieles.

El año 1276, con patrocinio del joven rey de Mallorca, Jaime II, fundó el monasterio de Miramar, integrado por trece frailes franciscanos, dedicados a aprender la lengua árabe y el Arte Luliana para la conversión de los infieles. Una buena parte de la vida de Ramón Llull está dedicada a dar a conocer su Arte. La literatura, planteada como vehículo divulgador de sus objetivos, también será cultivada por Llull. Escribe en tres idiomas: catalán, latín y árabe.

Gran viajero, Ramón Llull entra en contacto con todo el saber mediterráneo de su época. Están documentadas su estancias en Montpeller, París, Génova, Pisa, Nápoles, Roma, Aviñón, Túnez, Algeria, Armenia y Chipre, siempre en búsqueda de conocimientos y recursos y centrado en la exposición de su arte. En Montpeller, cerca del año 1283 escribió su gran novela, Blanquerna, que contiene una joya de la literatura mística, el Llibre d’amic i Amat.

El año 1287 Llull hace la primera visita al papa para conseguir la fundación de monasterios y la conquista de Tierra Santa; también visita al rey Felipe IV en París. Aquí obtiene el magisterio en Artes y explica en la Sorbona su filosofía.

Llull visitó en diversas ocasiones el norte de África (Bugia y Túnez, concretamente) para disputar con los teólogos musulmanes. A finales del año 1315 sabemos que se encontraba en uno de estos viajes misioneros, en Túnez, hacia el marzo del año siguiente, a la edad de 83 o 84 años, falleció. No se sabe si murió en Túnez, en Mallorca o durante el viaje de vuelta desde África hacia su isla. La tradición generó una leyenda según la cual murió como mártir. Su sepulcro se encuentra en la basílica de Sant Francesc de Palma.