Ana Botella niega la contaminación de Madrid y Rajoy la muestra

EquipoRajoyMadrid

Difundida en Twitter, la imagen superior corresponde a la presentación que el PP, con Rajoy a la cabeza, ha hecho en la capital del Estado de sus candidatos por Madrid al Congreso y al Senado para las próximas elecciones del 20-N. Además de las sanguijuelas que van a ocupar los escaños, en la fotografía destaca la vista de la ciudad de fondo envuelta en una nube de contaminación axfisiante. Así, mientras Ana Botella niega la contaminación de Madrid, Rajoy la muestra.

Efectivamente, Mariano Rajoy ha demostrado fehacientemente lo que la inepta concejala de medio ambiente del Ayuntamiento de Madrid, y futurible alcaldesa, lleva años negando, eludiendo su responsabilidad e incumpliendo su obligación: que el nivel de contaminación de Madrid supera con mucho los límites aceptables, poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos que tienen que respirar una atmósfera axfisiante y a todas luces intolerable.

Negar la evidencia achacando la contaminación al polvo africano; llamar catastrofistas a quienes denuncian la situación; comparar demagógicamente contaminación y paro y cambiar de ubicación los medidores para ocultar la realidad, son las medidas de la incompetente Botella en materia de contaminación.

A raiz de la foto de Rajoy con sus chic@s, el cachondeo y la mofa se han extendido por la red como la pólvora, apareciende memes de la misma. Las siguientes son algunas de ellas:

1319049974161rajoy4

1319049919443rajoy1

1319049951863rajoy3

Marihuana contra la contaminación radiactiva

Conocido es el uso medicinal de la planta cannabis sativa (marihuana). También de ella se extraen fibras para la confección de ropa y cuerdas, así como aceites que pueden ser utilizados como combustible. Más conocida, y por ello prohibida, es por sus propiedades psicoactivas debido al tetrahidrocannabinol (THC) presente en sus cocgollos (marihuana) y, en mayor cantidad, en la resina de sus flores (hachís).

cannabis-antinuclear

Pero más desconocida es una propiedad que posee el cannabis como descontaminante de suelo contaminado radiactivamente, que fue probado con éxito en el desastre de tchernobil y que podría ser aplicado ahora en Japón.

Las raíces del cannabis, y también del girasol, mediante un proceso denominado fitorremediación,absorben una serie de metales radiactivos (o no), tales como uranio, cesio-137 o estrncio-90, para acumularlos en sus hojas. De esta forma pueden descontaminar hasta el 80% del suelo en una determinada zona. Después habría que incinerar la cosecha y tratar las cenizas resultantes como residuos radiactivos.

Si se plantara marihuana y girasol en el perímetro de exclusión de Fukushima, se podría paliar en gran medida la contaminación del suelo.

Curioso: El remedio (marihuana) está prohibido, mientras que el problema (nucleares) es legal.

Citarum, el Rio más contaminado del Planeta

El rio Citarum, en la isla de Java -Indonesia- era un rio como tantos otros, lleno de vida y fuente de alimentación por su abundante pesca. Hoy, 20 años después es un rio de basura, el más contaminado del mundo. Los peces han muerto y ahora los pescadores pescan residuos y basura que puedan ser reutilizables. A esta situación se ha llegado por una explosión industrial indiscriminada y sin control  en la que las más de 500 industrias, fundamentalmente textiles, vierten sus desechos y residuos químicos contaminantes a sus aguas, circunstancia agravada por ser el destino final de todos los desperdicios y basuras de los millones de habitantes de la zona. Bajo su densa capa de desechos corren aguas absolutamente contaminadas que se utilizan para regar plantaciones destinadas al consumo de la población.

citarunriomassucio01

(más…)

La Isla Basura del Pacífico

Los expertos calculan que hay tres millones de toneladas de plástico girando a ambos lados del archipiélago de Hawai, un monstruo pegajoso que se extiende a lo largo de 13 millones de kilómetros cuadrados, unas 36 veces el tamaño de España.

La corriente giratoria del Pacífico conduce la basura desde la desembocadura de los ríos hasta el mar abierto, donde viaja durante varios años hasta alcanzar el corazón del océano. La masa está compuesta por objetos procedentes de Japón, China, EEUU y Canadá, fragmentos de plástico que el mar es incapaz de deshacer y que pueden seguir flotando durante cientos de años.

Según datos de Greenpeace, de los 100 millones de toneladas de plástico que se producen cada año en el mundo, un diez por ciento tiene su destino final en los mares. El programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas estima que más de un millón de aves y unos 100.000 mamíferos marinos como ballenas, delfines y focas, están muriendo cada año como consecuencia de la contaminación marina.

Bolsas, botellas, lavadoras, carcasas de ordenadores, televisores, redes y multitud de objetos flotan a la deriva constituyendo una auténtica trampa para miles de animales.

Los objetos más pequeños se están mezclando con el plancton y han entrado en la cadena alimenticia. En algunas zonas hay más cantidad de plástico que de plancton en una proporción de 48 a 1.

El objeto “más dañino” del mar tiene apenas unos milímetros de diámetro. Se trata de las pelotitas de plástico (en inglés, nurdles), que la industria utiliza como materia prima para fundir y crear nuevos objetos.

Estas bolitas, también conocidas como “lágrimas de sirena”, se cuentan por millones en muchas zonas del mar y son ingeridas por miles de animales, que las confunden con huevas de pez. Su alto contenido tóxico,  constituye el mayor riesgo para la salud humana en este momento.