Bugatti Veyron L’Or Blanc, el coche más rápido y caro del mundo

bugatti-logo

Bugatti, la marca de deportivos de lujo más emblemática, puede presumir de tener el coche más rápido del mundo y, ahora también, del coche más caro del mundo (comercializados para la calle).

La marca propiedad de Volkswagen desde 1998 (además de Lamborghini y Bentley) acaba de presentar el Bugatti Veyron L’Or Blanc.

bugatti-lorblanc00

Con esta versión, la marca del elefante no sólo mantiene el récord de velocidad con el Bugatti Veyron (407 Km/h), sino que eleva el concepto de lujo en el automóvil.

El Bugatti Veyron L’Or Blanc, merced a un acuerdo con el fabricante alemán de vajillas y accesorios de lujo, Königliche Porzellan-Manufaktur (KPM), lleva en su decoración hasta 12 elementos de porcelana: en ruedas, tapón de gasolina, puertas, etc.

bugatti-lorblanc01

Aunque lo más novedoso e innovador de este insólito acuerdo de colaboración, se encuentra en la pintura del coche. El azul y blanco con el que se identifica esta versión, no es pintura, sino un recubrimiento de porcelana; el Veyron L’Or Blanc va pintado con porcelana, en un delicado y artesanal trabajo que lleva semanas realizar y que eleva su precio hasta los 1,65 millones de euros.

bugatti-lorblanc08

Y aun queda otra extravagancia más que le distingue. KPM ha diseñado una exclusiva vajilla de picnic con bordes acabados en polvo de diamante para Bugatti. Pués bién, en la consola central del coche, entre los asientos, además de un cubo para el hielo y el champán, se ubica una de las piezas de esta vajilla: una bandeja para el caviar.

Nunca ir de picnic había sido tan friki ni un Bugatti se había parecido tanto a un platillo volante.

bugatti-lorblanc09

Vídeo: Bugatti Veyron a 407 Km/h

2007_Bugatti_Veyron_image_0_5255_116

El superdeportivo Bugatti Veyron (en honor de Pierre Veyron, el último piloto de la marca en ganar las 24hrs. de Lemans en 1939) es fabricado por la marca italo-francesa desde 2002. Hasta el año 2007 fue el automóvil más rápido del mundo siendo desbancado por el SSC Ultimate Aero -412 Km/h-. Con un precio de 1.300.000 euros, tampoco es el más caro pues el Ferrari Fxx vale 1.500.000-1.800.000 euros-. Sin embargo si está considerado como el mejor automóvil del mundo.

Sus credenciales son un lujo al alcance de muy pocos:

Motor de 16 cilindrod en W con 64 válvulas; 7993 cc.; 4 turbocompresores que proporcionan 1001 cv. de potencia a 6.000 r.p.m. para alcanzar 407 Km/h de velocidad punta.

Una llave especial que se introduce en una cerradura al lado izquierdo del asiento permite poner el vehículo en el modo de “Velocidad máxima”: el alerón trasero se retrae, los difusores de aire frontales se cierran y la distancia entre el vehículo y el suelo, que normalmente es de 12,5 cm  se reduce a 6,5 cm.

A continuación el vídeo en el que se realiza la prueba de velocidad con el Bugatti Veyron. Sencillamente espectacular.