Lo que decía Benito Pérez Galdós sobre España en 1912

Allá por 1912, esto es lo que decía D. Benito Pérez Galdós sobre España:

3prezgaldsentornoa1905fLos dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto.

Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta.

Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte.

No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos…

Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (…)

No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (…)

La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis étnica, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental.

Tendremos que esperar como mínimo 100 años más para que en este tiempo, si hay mucha suerte, nazcan personas más sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente” (Fuente).

¡Qué poco hemos cambiado! Hace más de un siglo de esta reflexión de Galdós, y estamos en las mismas, si no peor. A ver dentro de otros 100 años.

Que el Gamonal sirva de ejemplo

personas-ocupan-Burgos-calle-Vitoria_EDIIMA20140114_0067_13

Los vecinos del barrio burgalés del Gamonal lo han conseguido, de momento. El alcalde paraliza las obras hasta que un grupo de trabajo formado por partidos políticos, asociaciones de vecinos, la plataforma Bulevar no ahora, zona G y técnicos municipales, decidan si continuar con la construcción del parking subterráneo de pago y con menos plazas, sustituyendo las más numerosas y gratuitas en superficie. Veremos si es un paréntesis o una paralización definitiva. El caso es que la rebelión vecinal ha logrado lo que se proponía y nos enseña el camino a seguir. Que el Gamonal sirva de ejemplo.

El conflicto burgalés ha sido, está siendo, un claro ejemplo de la política del Partido Popular. Un alcalde se empecina en unas obras innecesarias y contrarias al interés de los vecinos, presupuestadas en 8 millones de euros. Un gasto excesivo e innecesario para un Ayuntamiento en bancarrota que niega 13.000€ para una guarderia. Las obras se conceden a un constructor condenado a 7 años de cárcel en los años 90 por corrupción urbanística junto al alcalde de la localidad en aquella época. Al constructor le fue concedido el tercer grado a los siete meses de estar en presidio, y el alcalde fue indultado por el Gobierno de Aznar (Ignacio Escolar: que está pasando en Burgos).

1544972_660204764042416_666626663_n

Los vecinos llevaban meses protestando contra el proyecto sin que nadie les hiciera caso alguno. Hasta que queman unos contenedores y rompen los cristales de una oficina bancaria. Entonces la ciudad se llena de antidisturbios y medios de comunicación. Los primeros para ejercer una represión brutal y desproporcionada, los segundos para manipular la información. PP en estado puro.

En río revuelto, no podía faltar la voz de una gilipollas empeñada en demostrar que lo es. Ana Botella declara que está en contra de los atentados de Burgos. Otra buena ocasión perdida por esta retrasada de tener la boca cerrada o llena con una de las excelentes morcillas del lugar.

A pesar de todo, los vecinos han logrado momentáneamente parar los pies a un dictadorzuelo provinciano. Que el Gamonal sirva de ejemplo y detonante para reproducirlo por todo el país. Si así fuera, tenían los días contados los incompetentes, franquistas, corruptos, ladrones y sinvergüenzas que nos gobiernan, realeza incluída.

Por último, el conflicto del Gamonal viene a ilustrar el recomendable artículo de Javier Marías en el País semanal del pasado domingo: La baraja rota. En él, el escritor desarrolla lúcidamente lo que suele conocerse como “o jugamos todos o se rompe la baraja”. Si una parte rompe el “contrato social”, la otra parte está legitimada para no respetarlo.

tumblr_mzcpagfteV1qduclao1_500