Teresa Gómez Limón, diputada por el partido equivocado

1140254220_850215_0000000000_sumario_normal

Teresa Gómez Limón (PP), a tenor de la entrevista concedida a lavozciudadana.es, parece evidente que es diputada por el partido equivocado.

Superviviente del accidente ferroviario de Santiago de Compostela el verano pasado, no se muerde la lengua y culpa del siniestro al Ministerio de Fomento y a su partido de mentir a las víctimas y de anteponer los negocios de la alta velocidad a las vidas de las personas.

Considera a Adolfo Suarez el mejor Presidente de la Democracia y, sobre su partido, declara abiertamente que se ha escorado hacía una derecha anticuada y ha dejado de respetar los derechos de las personas, así como que ha incumplido el programa electoral y mentido a los ciudadanos, por lo que el Gobierno debería perdón, dimitir y convocar nuevas elecciones.

La diputada popular se declara republicana: “No debemos olvidar, para hacer un análisis riguroso, que la monarquía es una institución rescatada por el dictador Francisco Franco y que el Rey juró los principios del movimiento. Además, la monarquía es una institución antidemocrática por naturaleza. Yo creo que lo lógico, en el siglo XXI, es que el jefe del Estado sea elegido por los ciudadanos.

En este momento está claro que la Monarquía se encuentra más cuestionada que nunca, además de por todo lo dicho anteriormente, por los temas de corrupción y de trato desigual dado a los miembros de la Casa Real-la Infanta Cristina- por parte de los poderes públicos.

Estoy totalmente a favor de hacer un referéndum sobre el modelo de Estado”.

Respecto a Educación dice: “…Yo creo que lo peor de la LOMCE es que es una ley que deja desprotegidos a los más débiles y, además, no introduce mejoras para que las futuras generaciones estén más preparadas. Habría que seguir los pasos de los países mejor cualificados en este materia como Finlandia y seguir un modelo parecido”.

Sobre la Ley del aborto de Gallardón: “…Considero que no se pueden mezclar las creencias de cada uno, que son muy respetables, con las leyes civiles, que van dirigidas a todos los ciudadanos. La ley del aborto ha de ser una norma sanitaria para impedir que las mujeres que aborten, que lo van a hacer de cualquier forma -no nos engañemos ni seamos hipócritas- lo hagan en unas condiciones sanitarias adecuadas.

Yo, igual que otras mujeres del Partido Popular, estoy de acuerdo con una ley de plazos”.

Y en relación a la corrupción: La corrupción es una verdadera miseria moral de nuestra sociedad, en la que, como desgraciadamente hemos podido saber los ciudadanos, están implicados partidos políticos, sindicatos, grandes empresarios, casa real, es decir, muchas instituciones y grupos de poder.

Desgraciadamente, lo que estamos viendo es que, cuando se trata de determinados personajes influyentes, los fiscales no acusan, el Ministerio de Hacienda no ve el fraude, los imputados son desimputados por las altas instancias judiciales y algunos jueces que osan imputar a algunos de esos personajes son destituidos de sus cargos o perseguidos y vilipendiados.

Creo sinceramente que ni el PSOE ni el PP han cambiado ninguna ley para impedir la corrupción.  Le pongo un ejemplo, el Tribunal de Cuentas, cuya misión, entre otras, es supervisar las cuentas de los partidos políticos, dan los resultados de las mismas a los cinco años de su presentación, por lo que, en caso de infracción, ésta habrá prescrito. ¿Es eso serio?

Teresa Gómez Limón ¿Qué hace una chica como tú en un partido como éste?

El Gobierno baja el IVA gracias a los avatares amarillos

s-AMARILLO-EN-WHATSAPP-large

Vecinos de Gamonal, perroflautas, yayoflautas, indignados, 15-M, plataformas antidesahucios, movimientos de escraches, proabortistas y demás terroristas: aprended la lección.

Para pedir Justicia, Honradez, Libertad y Democracia no es necesario salir a la calle a molestar a pacíficos ciudadanos ni destruir mobiliario urbano patrimonio de todos; tampoco enfrentarse a la policía que tan eficazmente realiza su trabajo ni, mucho menos, aterrorizar a nuestros representantes legítimos con gritos a la puerta de sus casas. Ni que estuviéramos en los 70. Métodos tan bárbaros como ineficaces.

Estamos en el siglo XXI, la globalización y el desarrollo tecnológico son un hecho. Para intimidar a un Gobierno basta con utilizar adecuadamente las redes sociales. Simplemente con que cada usuario ponga en su perfil de Facebook, Twitter o Whatsapp un avatar amarillo. Sencillo y muy cómodo. Puedes ir al cine, de compras o de copas a la vez que estás poniendo al Gobierno contra las cuerdas. Y efectivo.

Apenas una semana desde que se difundió esta iniciativa y el Gobierno anuncia el viernes que baja el IVA del 21% al 7% en las transacciones de obras de arte, una medida ampliamente demandada y beneficiosa para la mayoría de los ciudadanos.

Los españoles volvemos a impresionar al mundo. Tras una transición modélica de borrón y punto y seguido, la protesta silenciosa.

Ahora el color elegido ha sido el amarillo, pero ¿os imagináis lo que podemos conseguir con un avatar rojo o negro? Conscientes del peligro, el Ejecutivo va a incluir en la Ley de Seguridad Ciudadana la prohibición de los códigos de colores. Quién tenga cuenta en redes sociales, deberá identificarse con foto y DNI.

Hay que joderse para no caerse y apretar el culo para no peerse.

Vírgenes y santos gobiernan España

BerbQZTCQAAvM0f

Los Ministerios son ahora Monasterios; los Consejos de Ministros, sínodos; los Ministros, mediums; el Hemicilo, una capilla. Vírgenes y santos gobiernan España.

Sin embargo los resultados no son divinos. La Virgen del Rocío se está luciendo en el Ministerio de Trabajo de Fátima Báñez, y Santa Teresa, cuya intercesión en el devenir de las españas ve clara el Ministro del Interior Fernández Díaz, debe estar haciéndolo con el brazo corrupto.

España huele a sacristía. El Opus gobierna como en la época de Carrero Blanco. El almirante, conocido como el Gordo porque cayó muy repartido, voló. ¿Alguien más?

1546278_217301958456993_1372162643_n