Una asesora de Wert pregunta por el sueldo de Ramón Llull

¿Qué sueldo cobra el señor Ramon Llull por dirigir la cátedra que lleva su nombre?”, preguntó hace unas semanas una asesora del Ministro de Educación, Jose Ignacio Wert, a la Universidad de las Islas Baleares. (Fuente)

Después de sobreponerse ante tan insolita pregunta, supongo que el interlocutor aún permanece de baja a causa del ataque de risa. No cabe duda que el Sr.Wert sabe rodearse de asesores de nivel, de su nivel.

Ramón Llull

1222796119_0Ramón Llull nació en Mallorca el año 1232 o el 1233. Era hijo de padres barceloneses que vinieron a Mallorca inmediatamente después de la conquista. Fue preceptor del futuro rey de Mallorca Jaime II. Se casó con Blanca Picany, con la que tuvo dos hijos: Domingo y Magdalena (casada con un noble, Pere Sentmenat).

Dedicado a la poética trovadoresca y sensual, a los treinta años padeció una crisis espiritual, escenificada con la aparición cinco veces de Cristo crucificado, que le indujo a cambiar radicalmente de vida y le convirtió en ‘juglar de Dios’, como nos dice él mismo. Después abandonó a su familia y emprendió una impresionante actividad de estudio, escritor, filósofo, predicador y misionero.

Aproximadamente en el año 1265 empezaron los nueve años de estudio. Compró un esclavo sarracino con el que aprendió la lengua arábica. En esta época, maduró sus tres objetivos vitales: predicación a los infieles hasta llegar al martirio. Escritura de un libro contra los errores de estos infieles y creación de escuelas-monasterios en las que se enseñara el árabe y otras lenguas orientales para la instrucción de misioneros. Escribió también las primeras obras con referencias a la Biblia, el alcorán y los sufís, como El Libro de contemplación en Dios.

Hacia 1274, Llull se retiró a la montaña de Randa, donde tuvo la revelación de el Arte Luliana, con el episodio titulado la Iluminación. Con el arte concibe un sistema filosófico de cobertura universal para encontrar la verdad, y que sería infalible para la conversión de los infieles.

El año 1276, con patrocinio del joven rey de Mallorca, Jaime II, fundó el monasterio de Miramar, integrado por trece frailes franciscanos, dedicados a aprender la lengua árabe y el Arte Luliana para la conversión de los infieles. Una buena parte de la vida de Ramón Llull está dedicada a dar a conocer su Arte. La literatura, planteada como vehículo divulgador de sus objetivos, también será cultivada por Llull. Escribe en tres idiomas: catalán, latín y árabe.

Gran viajero, Ramón Llull entra en contacto con todo el saber mediterráneo de su época. Están documentadas su estancias en Montpeller, París, Génova, Pisa, Nápoles, Roma, Aviñón, Túnez, Algeria, Armenia y Chipre, siempre en búsqueda de conocimientos y recursos y centrado en la exposición de su arte. En Montpeller, cerca del año 1283 escribió su gran novela, Blanquerna, que contiene una joya de la literatura mística, el Llibre d’amic i Amat.

El año 1287 Llull hace la primera visita al papa para conseguir la fundación de monasterios y la conquista de Tierra Santa; también visita al rey Felipe IV en París. Aquí obtiene el magisterio en Artes y explica en la Sorbona su filosofía.

Llull visitó en diversas ocasiones el norte de África (Bugia y Túnez, concretamente) para disputar con los teólogos musulmanes. A finales del año 1315 sabemos que se encontraba en uno de estos viajes misioneros, en Túnez, hacia el marzo del año siguiente, a la edad de 83 o 84 años, falleció. No se sabe si murió en Túnez, en Mallorca o durante el viaje de vuelta desde África hacia su isla. La tradición generó una leyenda según la cual murió como mártir. Su sepulcro se encuentra en la basílica de Sant Francesc de Palma.

Pentatonix versionando a Daft Punk

El quinteto Texano Pentatonix, especialista en cantar a capela grandes éxitos de otros artistas, hace un medley -una sola canción compuesta por partes de varias canciones- de temas del dúo francés de música electrónica Daft Punk.

En cinco minutos versiona siete temas. Este es el resultado:

Mensaje de un médico de familia a los políticos

Carlos, un médico de familia de Alicante, llama al programa de Intereconomía “Queremos Opinar” y deja un desgarrador y contundente mensaje a los políticos. No se puede decir más ni mejor.

Soy médico de familia y tengo que atender a una zona de la población obrera con gran componente de inmigración, donde se está sufriendo la crisis de una manera importante, donde la gente se está dando cuenta de que con sus pensiones están viviendo varios miembros de la familia acogidos porque han perdido todo lo que tienen.
Porque esta situación tan insostenible genera tristeza, desánimo, la gente está empezando a abandonar los medicamentos que toman porque los diez euros que tienen en el bolsillo son para comer mañana y no para comprarse un medicamento sobre una patología que no duele, como es la hipertensión, como es la diabetes e incluso como es el colesterol.
La situación es dramática. Le diría a los políticos que no basta con la voluntariedad y un micrófono, hay que tener un nivel de preparación.
Lo mismo que yo para ser médico necesito cualificarme casi siempre de forma constante, ustedes únicamente tienen la voluntad.
Y sin con la voluntad fuera suficiente, les puedo poner un ejemplo: por qué no cogen los políticos un avión, colocan al comandante en la torre de control, y si es tan fácil llevar un avión, súbanse todos ustedes, lo mismo nos hacen un favor, a lo mejor.
Verán ustedes que no es fácil llevar un avión como no es fácil dirigir un país, se requiere preparación, no solamente voluntariedad.
Perdonen la voz, porque me emociono porque veo sufrir a la gente día a día.
Y ante toda esta situación en la que estamos viendo, la verdad, es que comentamos, comentamos y cada vez el empobrecimiento es progresivo, nos están apretando las tuercas poco a poco y estamos llegando a una situación en la que realmente no vemos salida alguna.
Y estamos sufriendo una pérdida de calidad, no estamos ajustando nada, estamos perdiendo calidad en todos los aspectos.
Les pediría una voluntariedad de rehacer las cosas.
Y probablemente el premio que tendríamos que hacer todos los ciudadanos es urnas vacías, completamente vacías, porque es la única manera pacífica que tenemos de hacer que esto cambie.
Ustedes se tienen que marchar todos porque no tienen representatividad moral ninguna, legitimidad sí por los votos, pero la moral la han perdido ustedes hace mucho tiempo jugando con los ricos, jugando con los poderes fácticos, y aquí estamos todos cada día empeorando.
Podría decir más cosas, quizás dos dichos que la gente puede entender: ‘que la fiesta de Blas la pagamos los demás’ y ‘que esta jodienda no tiene enmienda’.
Y una cosa a los eurodiputados, que puedan viajar en turista, que no pasa nada, que, si cruzan las piernas, no creo que se les necrose el pene por ir con las piernas cruzadas tres horas a Bruselas.
Probablemente algún abuelito mío se podría tomar el jarabe de la tos, al cual ahora tiene que renunciar porque los políticos se han acordado más de los de a pie que de otros para recortar.”