Asimbonanga. A la memoria de Mandela

El grupo multirracial surafricano Savuka, liderado por Johnny Clegg, dedicó a Mandela a mediados de los años ochenta el tema Asimbonanga (No hemos visto) cuando éste aún estaba en prisión. Nelson Mandela, Madiba, condenado a cadena perpetua en 1962, estuvo preso durante 27 años hasta su liberación en 1990. En 1993 le conceden el Premio Nóbel de la Paz (extrañamente, el mismo premio que también tiene Obama, cuya único parecido con el líder Surafricano -y mundial- es el color de la piel). En 1994 se convierte en Presidente de su país tras ganar unas elecciones democráticas. Y no es hasta el año 2008 cuando EEUU deja de considerarle oficialmente como un peligroso terrorista.

Coro:
Asimbonanga (No lo he visto)
Asimbonang ‘uMandela thina (No hemos visto a Mandela)
Laph’ekhona (En el lugar donde se encuentra)
Laph’ehlikhona (En el lugar en que se encuentra)
¡Oh el mar es frío y el cielo está gris
Mire al otro lado de la isla en la Bahía
Estamos todas las islas hasta que llega el día
Cruzamos el agua ardiente
Coro ….
A las alas de gaviota en el mar
Silencio roto es lo que sueño
¿Quién tiene las palabras para cerrar la distancia
Entre tú y yo
Coro ….
Steve Biko, Victoria Mxenge
Neil Aggett
Asimbonanga
Asimbonanga ‘umfowethu thina (que no hemos visto a nuestro hermano)
Laph’ekhona (En el lugar donde se encuentra)
Laph’wafela Khona (En el lugar donde murió)
Hey wena (Eh, tú!)
Hey wena nawe (Hey usted y usted también)
Sizofika la nini ‘siyakhona (¿Cuándo vamos a llegar a nuestro destino)

Potato Omelette Band en el casting de músicos callejeros

La cateta y torticera alcaldesa madrileña, Ana Botella, que está donde está sin méritos ni votos, siguiendo con su afán de convertir Madrid en la capital mundial del disparate, obliga a los músicos que quieran tocar en la calle a pasar un casting de “calidad” -sin bases, ni criterios, ni evaluadores conocidos- para conseguir con ello el pertinente permiso municipal.

La Potato Omeletta Band se presenta al casting de músicos callejeros. Geniales.

Gratis o por una moneda, puedes disfrutar en la calle de un espectáculo así:

Por ningún voto, puedes sufrir a una gilipollas de alcaldesa.

Ana_Botella_o_las_siete_plagas_de_Madrid

Cualquier músico, si quiere, puede hacer ruido. Una mema con la cabeza llena de ruidos jamás será capaz de emitir una melodía.