Kabang, el perro héroe de Filipinas

Kabang es un perro mestizo considerado un héroe en Filipinas.

Kabang1

Dos niñas de 4 y 9 años iban a ser atropelladas por una moto al cruzar una calle. El animal, consciente del peligro que corrían sus niñas, se abalanzó rápidamente contra la motocicleta, frenándola al meter el hocico entre los radios de la rueda delantera. La heroica maniobra de Kabang provocó que el motociclista saliera despedido sin sufrir daños, las niñas resultaran ilesas, pero él, sufriera graves daños al perder completamente la parte superior del morro.

Aunque Kabang, a pesar de la desfiguración de su rostro, puede comer y llevar una vida normal (después del accidente fue madre), su familia ha recaudado los fondos necesarios para llevar al héroe de Filipinas a la prestigiosa clínica veterinaria californiana “UC Davis Veterinary Hospital”, donde intentarán reconstruir en lo posible el rostro del perro.

Mientras los perros siguen dando muestras de su amistad, fidelidad y amor por nosotros ganándose un status superior en el mundo animal, y mientras muchas personas corresponden cabalmente en sentimientos y cuidados hacía ellos, hay otro número de hijos de puta, animales de verdad, que ignoran los derechos del perro, los maltratan y son capaces de abandonarlos en mitad de una carretera de noche, como recoge el siguiente vídeo.

Fuente

Clases de caza en colegios públicos

Una de las víctimas fundamentales del desmantelamiento del Estado Social que estamos padeciendo es la Educación pública. Se la vacía de contenido y sus recursos son trasvasados a la enseñanza privada. Con este guión, el Gobierno de Castilla y León firma un acuerdo con la federación de cazadores de la región, por el cual subvenciona con 303.000€ un programa para dar clases de caza en los colegios públicos a los niños y niñas de entre 7 y 12 años.

caza

Pretenden acabar así con la “cultura del Bambi”: los cazadores son malos y los ciervos buenos. Se inculcará en los niños los supuestos valores de la caza a través de clases teóricas y prácticas, es decir, se les enseñará a usar armas, lo que incumple la legislación estatal sobre el uso de armas.

El PP no creo que mida bién las consecuencias de sus decisiones. En salvaguarda de sus intereses, se entiende que quieran una juventud iletrada, más fácil de manipular. ¡Pero enseñarles a utilizar armas! Un tonto armado es peligroso e impredecible y puede cambiar el enfoque del punto de mira de su arma, en vez de contra ciervos y perroflautas, contra animales políticos.

Fuente