Caníbales pakistaníes comían cadáveres del cementerio

Dos hermanos caníbales pakistaníes han sido detenidos recientemente por profanar tumbas en el cementerio de Darya Khan (Punyab), llevarse los cadávares a su casa, cuanto más recientes mejor y preferiblemente de mujeres y niños,  trocearlos y cocinarlos al curry.

Estos antropófagos fueron capturados coincidiendo en el tiempo con la muerte de Bin laden en Pakistán, lo que explicaría la decisión de EE.UU de lanzar su cadáver al mar, pues se piensa que puede que no sean los únicos con este curioso gusto gastronómico.

El siguiente vídeo de Cuarto Milenio da cuenta en profundidad del caso de los caníbales pakistaníes.

El fin del Mundo será el 21 de octubre de 2011

harold_camping_el_profeta El profeta de Dios, Harold Camping, es evidente que se equivocó al comunicar, vallas publicitarias incluidas, el fin del mundo para el pasado 21 de mayo, día del Juicio Final.

Por semejante profecía incumplida, el Sr.Camping ha sido objeto de burla y escarnio público; sin embargo, infieles y descreídos del mundo, poco durarán vuestras burlas y sereis los primeros en arder en el infierno, pues simplemente se ha tratado de un error de cálculo de este nonagenario tocado por la gracia divina.

Profecia-Harold-Camping

“Me preguntaba qué estaba pasando. Revisaba en mi cabeza todas las promesas que Dios me había hecho. Recé mucho: Dios mío, ¿qué ha pasado?”, explica Harold Camping.

Los que le creyeron, abandonaron sus trabajos y gastaron sus ahorros para comunicar la fecha del Día del Juicio Final, tranquilos, ascenderán a los cielos escapando de la destrucción, sólo que un poco más tarde de lo previsto en un principio.

La respuesta a las preguntas del anciano profeta se le disiparon al ver la luz en una nueva lectura de las santas escrituras: Dios había querido demorarel infierno en la tierra por cinco meses. Es decir, recalculando, el fin del mundo será el 21 de octubre, ha advertido de nuevo el ángel anunciador.

Harold-Camping1

Según el dicho, a la tercera va la vencida. Como el Sr.Camping, además de la fecha del 21 de mayo, ya había errado otra predicción similar en el año 1994, esta vez sí que estamos perdidos y será el fin del mundo.

Y si resulta que no hay dos sin tres, y Harold vuelve a fallar, siempre nos quedarán los Mayas.