En Navidad, Chorizos Gürtel

Una idea muy divertida. La empresa sevillana Productos Humorísticos del Sur, dedicada a difundir contenidos de comunicación y marketing, lanza para estas navidades un pack anticrisis con chorizos gürtel, más baratos que el jamón. La familia Gürtel lleva años elaborando chorizos de calidad y alimenta a sus cerdos con dinero sucio, cuanto más mejor.

Más información y venta en su web chorizosgurtel.es. A continuación, vídeo promocional.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/30/valencia/1291124655.html

Movistar: la estafa de las facturas falsas

Según la Información.es, un ciudadano de Villena (Alicante, España) ha recibido una factura de la compañia Movistar de 17.405 euros por llamadas a Jamaica. Estas se produjeron supuestamente en dos días. El afectado niega haberlas realizado y, de momento, de nada le ha servido reclamar a la propia compañia y a la Oficina Municipal de Información al Consumidor. De momento está inscrito en un registro de morosos, con los perjuicios que ello conlleva.

En este caso se da la extraña circunstancia de que, si bien los datos personales de la factura se corresponden con el perjudicado, los datos bancarios de la domiciliación del pago son de una entidad de las Islas Baleares absolutamente extraña para él. Más inaudito por imposible, es el detalle de facturación: un día se factura a las 11,18h. una conversación de 9 minutos, y el mismo día, un minuto después -11,19h- otros 11 minutos de charla. ¿Como es posible?.

Pero el colmo del absurdo, del sinsentido y la desvergüenza de Movistar se produce con el hecho de que este hombre, Juan Carlos Mansilla, ni siquiera es es cliente de la operadora.

Factura

Y no es el único caso. El digital Ine.es da cuenta del caso de una mujer asturiana a la que Movistar le ha enviado y pasado al cobro el pasado 25 de noviembre una factura de, ¡ojo al dato!, 61.858 euros, cuand hace 5 años que se dio de baja de la compañia telefónica. Increíble.

Estos son algunos ejemplos de abusos y estafas que ocurren impunemente con frecuencia, por unas operadoras o por otras, y por importes más o menos escandalosos,  que dejan al consumidor en una completa indefensión con la permisividad y pasividad de los poderes del Estado.

Estos hechos nos hacen estar hasta los cojones de Movistar, como en su día estuvimos hasta los cojones de Vodafone.

Los culpables eran los parados

Artículo del periodista Juan Carlos Escudier para el diario Público, en relación a las medidas anticrisis tomadas ayer por el Gobierno, que suprimen ayudas a los parados y privatizan servicios del Estado, por supuesto rentables.

parados

Al fin se ha descubierto que los culpables del acoso de los mercados a la deuda pública española eran los parados, esos provocadores que han puesto al Estado contra las cuerdas con su manía de hacer una comida caliente al día. Fue anunciar Zapatero que se acabó lo que se daba, que como saben eran 426 euros, y dispararse la euforia en la Bolsa, ya que a los inversores les pasa lo que a la Policía y a los compradores del Media Markt, que no son tontos. Después de atribuir injustamente responsabilidades a los especuladores e, incluso, a la pobre Ángela Merkel, que va camino de ser la abuela que uno siempre quiso tener, resulta que teníamos delante de nuestras narices a los causantes de las turbulencias monetarias, que si nos habían pasado desapercibidos es porque los condenados se están muy quietos en las colas del INEM.

Echemos las cuentas. Si se cumplen las previsiones del Gobierno, el Estado cerrará 2011 con un déficit del 6% del PIB, lo que vienen a ser unos 60.000 millones de euros. ¿Qué cuánto nos costaba ayudar a esta legión de inútiles desempleados sin ninguna otra prestación? 420 millones cada seis meses, es decir 840 millones al año. Si no es por esos 37 empresarios que, sin duda, dieron la alerta a Zapatero este fin de semana en Moncloa, estas termitas gandules nos arruinan sin remedio. Sólo queda felicitar al presidente, infatigable en la defensa del país.

Para completar el plan de ahorro, Zapatero ha puesto en venta una parte de la cubertería de plata del ajuar, estos es, los aeropuertos rentables –Madrid y Barcelona-, cuya gestión se dejará en manos privadas, y las Loterías del Estado, por lo que no es descartable que en un futuro próximo el calvo de la Navidad reaparezca pero con una cara muy parecida a la de Díaz Ferrán. Si esto no termina de tranquilizar a los mercados, es que están de frenopático.

Según Rubalcaba, lo obtenido con las privatizaciones dará un margen presupuestario que podría dedicarse a políticas activas de empleo. Lo de este hombre es impagable. Se entiende que la embajada estadounidense transmitiera de él que es muy capaz, serio, encantador, inteligente, discreto, trabajador, detallista y buen negociador. Para ser Georges Clooney le falta ser guapo, pero hay cosas que ni la diplomacia se atreve a decir en un cable cifrado.