Pasión de Gavilanes: pillados en la selva

Ya es mala suerte la de mi amigo Rafa; cuando por fin alguno de los productos que se ve obligado a tomar de su botiquín le hace efecto y puede dar rienda suelta a su pasión de gavilanes, es pillado en plena faena y se le corta el rollo.

Tomátelo con humor, no desesperes y sigue intentándolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.