La pescadilla que se muerde la cola

pescadilla

Érase una vez un Director de una importante empresa que le dice a su Secretaria: – Rebeca, vamos a viajar una semana al extranjero para asistir a un seminario, haga los preparativos del viaje -.
🙂
Rebeca la Secretaria hace una llamada a su marido: – Cariño, debo irme una semana al extranjero con el plasta del Director, tendrás dieta de huevos con salchichas, cuídate mi amor. –
🙂
El marido rápidamente llama a su amante: – Mi mujer se va al extranjero unos días, nos vamos a pegar una semana que te cagas … tendremos la dieta del cucurucho. –
🙂
La amante avisa al niño al que da clases particulares: – Lo siento mucho Jorgito, la próxima semana tengo mucho trabajo, no tendrás que venir a clases. –
🙂
Jorgito más contento que unas castañuelas llama a su abuelo: – ¡¡ Abueloooooo, la semana que viene nos la vamos a pasar pescando !! No tengo clase porque mi profesora está muy ocupada. –
🙂
El abuelo, secándose la baba avisa urgentemente a su Secretaria: – Rebeca, voy a pasar la próxima semana con mi nieto, anule el viaje que me paso por el forro el seminario. –
🙂
La Secretaria llama a su marido: – ¡¡ Buf qué alivio !! El plasta ha cambiado de idea y cancela el viaje, así que este viernes tampoco verás la peliculita del plus. –
🙂

El marido no tarda ni un minuto en llamar a su querindonga: – ¡¡ Vaya una mierda !!, nos quedamos sin cucurucho, mi mujer acaba de anular su viaje. –
🙂
La amante telefonea al niño de las clases particulares: – Jorgito hay cambio de planes, tendrás clases a la hora de siempre. –
🙂
Jorgito muy triste avisa a su abuelo: – Abuelito, guarda las cañas y las lombrices que la profe me ha dicho que al final tengo clases particulares, no podremos pescar juntos. –
🙂
El abuelo con lágrimas en los ojos llama a su Secretaria: – Rebeca, mi nieto no va a poder estar conmigo esta semana … continúe con los preparativos para viajar al seminario. –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.