Obispo de Tenerife: Hay niños que provocan

1198785110099obispo-tenerifedn

El degenerado de la fotografía es el Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez. En unas declaraciones al diario La Opinión de Tenerife une la pederastia a la homosexualidad y carga contra esta. A este depravado y peligroso sujeto hay que hacerle entender que la pederastia es un delito castigado penalmente, un abuso y una infamia y la homosexualidad es una opción libre, personal y absolutamente legítima.

Este enfermo, en relación a las relaciones con menores declara: “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan”.

Este debería estar colgado por los huevos con un cirio metido por el culo y otro en la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.