Espionaje de McLaren a Ferrari en Barcelona

Que los equipos de F1 están siempre pendientes del adversario para estar al tanto de posibles avances incorporados a los monoplazas es sabido. Pero yo suponía que el espionaje era algo que se hacía  discretamente, de una forma más sibilina, elegante y oculta. Pero no, como se ha podido ver este fin de semana en Barcelona, McLaren no se anda con gilipolleces: luz y taquígrafos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.