Según Ana Botella, la final de Champions es el domingo 22 de mayo

Ana Botella, para quién un folio en blanco dividido en dos es un puzzle irresoluble, lo ha vuelto a hacer. La alcaldesa ha vuelto a hablar y la ha vuelto a cagar. Esta mujer, o es retrasada o tiene un serio problema médico cuyo tratamiento, o ausencia de él, la lleva a comportamientos tan irrisorios. De natural es imposible ser tan gilipollas.

En esta ocasión, la bufonada se ha producido frente al alcalde de Lisboa con motivo de la final de la Champions League que jugarán el Real Madrid y el Atlético de Madrid en esa ciudad el próximo sábado 24 de mayo, como hasta los no aficionados al fútbol saben.

Ni la final es el domingo, ni es el día 22, ni el domingo es 22. Tampoco se sabe a santo de qué saca a relucir la alcaldesa a su marido, pero insiste en que éste va a estar muy pendiente del partido que se disputará el domingo 22 de mayo -allá por el año 2016-. Si Aznar está interesado en ver la final de Champions en la fecha señalada por su querida Ani Botel, le va a pasar como con las armas de destrucción masiva en Irak: que no hay.

Desconozco cómo es como político y alcalde el portugués, pero seguro que ante la exhibición de su colega madrileña, ha regresado a su ciudad con un subidón de autoestima y con apuntes para poner en marcha en Lisboa un programa de Integración Laboral para Discapacitados similar al existente en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.