El empeño de una gilipollas en ser alcaldesa

998532_509801049091804_882680604_n-e1383427830833

El empeño de una gilipollas en ser alcaldesa, o el empeño de una alcaldesa gilipollas en demostrar que lo es. Lo de Botella es un no parar.

El éxtasis por okupar la poltrona municipal, dejando atrás su papel de esposa sumisa -mal que le pese al obispo de granada-, le ocasiona una incontinencia verbal tal que, lejos de disimular su incapacidad, resalta su estupidez.

La rueda, la penicilina o la electricidad son unos inventos baladíes comparados con el progreso que ha supuesto para la humanidad la reforma laboral del PP.

¿Se puede ser más gilipollas? Seguro que sí. La próxima vez que Ana Botella abra la boca lo demostrará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.