Qué asco de país

madre--647x231

Qué asco de país. Me refiero a España, por supuesto. Un país en el que sus políticos, banqueros, empresarios y demás realeza, son una panda de corruptos, ladrones, estafadores, defraudadores y sinvergüenzas, cuyos desfalcos son de miles de millones de euros sin pena ni castigo.

Un país en el que una mujer víctima de su pareja, sin trabajo, sin dinero y con dos hijas pequeñas va a entrar en prisión por haberse encontrado hace seis años una cartera en el suelo y haber utilizado la tarjeta de crédito que en ella había para comprar comida y pañales por un importe de 193€. A prisión por 193 cochinos euros después, además, de estar pagando una multa y realizando trabajos sociales (Fuente).

Un país así da asco, aun más, ganas de armarse para sublevarse por tanta injusticia; para defenderse de los verdaderos delincuentes, el cáncer que nos está carcomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.