Vivir como un diputado

Vivir como un diputado significa, en España, traicionar a los electores, obtener inmunidad, trabajar poco, ganar mucho, gozar de lujos y privilegios, no tener que rendir cuentas a los ciudadanos y someterse a la disciplina del partido.

Vivir como un diputado en Suecia es otra cosa.

En España, los diputados tienen un complemento mensual para alojamiento de algo más de 1800€  los elegidos en circunscripciones distintas a Madrid y de casi 900€  los elegidos por ésta Comunidad. Complemento que cobran, en el primer caso, muchas de sus señorías a pesar de poseer una o varias viviendas en la capital y que les vale a los que no tienen vivienda en Madrid para pagarse estancias en hoteles de lujo.

Caso curioso y contradictorio con su política de recortes y austeridad en el gasto, es el del Presidente Rajoy, elegido por Madrid y que no ha renunciado a la dieta de 870€ aun viviendo en el Palacio de La Moncloa, que tambien sufragamos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.