Ana Botella, la estupidez al poder

Ana Botella, coleccionista de gilipolleces en sus intervenciones públicas y alcaldesa de Madrid por designación digital, en su primer debate sobre el estado de la ciudad como máxima responsable del Ayuntamiento de Madrid. Llevar años al lado de Aznar no justifica este despropósito. La vergonzosa, lamentable e ininteligible intervención de Ana Botella en el debate, plagada de incongruencias y estupideces y demostrando su incapacidad para articular una frase con sentido, es una inaceptable muestra más del escaso nivel intelectual de nuestros políticos.

Curiosamente, cuando contamos con la juventud más preparada de la historia, nos gobiernan los más cenutrios. No se entiende que el Luisma tenga que superar unas oposiciones para ser barrendero, mientras que otra de su mismo nivel pueda ser alcaldesa, gestionar millones de euros y tomar decisiones que afectan a millones de personas sin pasar pruba alguna.

test

Ana Botella sería incapaz de superar este test, sin embargo es alcaldesa. Eso sí, con un credo político muy claro: Grecia, Roma. el cristianismo y Europa.

Ana Botella, la estupidez al poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.