Cómo cocinar un Cristo. Intolerancia religiosa

Sin religión

La endémica intolerancia religiosa en nuestro país resulta hoy inaceptable. Tenemos que financiar a la Iglesia a pesar de ser un Estado laico y aconfesional; tenemos que soportar la injerencia de esa institución en asuntos que le son ajenos; y podemos ser juzgados por no comulgar con sus fantasías.

El último caso bochornoso, el del cantautor Javier Krahe, al que se juzgará el próximo día 28 por un delito de ofensas a los sentimientos religiosos, por el corto Cómo cocinar un Cristo, del que es autor en 1978. La emisión del mismo en el pregrama Lo + Plus, de Canal Plus, en 2004 supuso que el Centro Jurídico Tomás Moro interpusiese una querella criminal por escarnio de las creencias religiosas, acusando al autor y a la productora de un delito contra los sentimientos religiosos, en virtud del artículo 521.1 del Código Penal.

Vídeo: cómo cocinar un Cristo:

Estas imágenes han ofendido a algunos católicos. ¿Y qué?. Más ofendidos podemos estar los laicos, ateos o sencillamente sensatos, con la Iglesia. Y más indefensos, porque ¿podemos denunciar a quién ofende nuestro sentido común?

tumblr_l9bckzoBmZ1qcb2xbo1_500

Las religiones no merecen ningún respeto por las razones que muy bien se explican en el vídeo de ese enlace. Es del todo absurdo que tengamos que someternos a un personaje de cómic, omnipotente, todopoderoso, eterno, omnipresente, hijo de una madre imposible y un palomo, y ser castigados por reírnos de semejante estupidez.

Contra la ignorancia, las supercherías y las religiones, el conocimiento y la Ciencia. En este sentido, magnífico el vídeo “La Ciencia salvó mi alma”.

amigos imaginariosSiendo algo grosero, la religión es como la polla:

-si te gusta tenerla, estupendo.

-si te hace feliz y te sientes orgulloso de ello, me parece muy bién.

-pero no la saques en público ni la agites frente a l@s demás.

y ni se te ocurra metérsela a la fuerza a mis hij@s.

En España continuamos siendo, aunque no queramos, católicos, apostólicos y romanos, razón por la cual es posible que alguien sea juzgado por atentar contra el sentimiento religioso de otro, caso de Krahe.

En otros lugares no es así, por ejemplo en el Reino Unido. Una noticia publicada en abril del 2010 en elEconomista.es, contaba que un juez británico dictaminó que la fe religiosa es algo “subjetivo” e “irracional” y no merece especial protección legal, ofrecer ese tipo de protección es encaminarse hacia un régimen “teocrático”.

Rechazaba así la demanda de un asesor matrimonial cristiano despedido por su empresa por denegar sesiones de terapia sexual a parejas homosexuales, lo que considera que es obligarle a algo que enseña la Biblia equivale a discriminación por motivo de religión.

La sentencia argumenta que aunque todo ciudadano tiene derecho a sus creencias religiosas, “a ojos de todos salvo el creyente, la fe religiosa es necesariamente subjetiva e incomunicable por prueba o evidencia alguna”.

Aun reconociendo la profunda y secular influencia de las tradiciones judeo-cristianas, el juez insistió en que la ley no puede ofrecer protección especial a ninguna fe religiosa “por vieja que sea su tradición o rica su cultura”.

“La protección de una posición basada únicamente en motivos religiosos no puede justificarse (legalmente)”, señaló el juez, quien dijo que hacerlo sería “irracional” y equivaldría a “anteponer lo subjetivo a lo objetivo”. Sería, agregó, abrir las puertas a la “teocracia, que es necesariamente autocrática”.

Que aprendan nuestros políticos y magistrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.