Así es Corea del Norte. El líder que nunca defecó

20101126085009-corea-del-norte-y-del-sur-mapaLa península de Corea se encuentra al este del continente asiático, limita al norte con China y Rusia, al sur con el estrecho de corea que la separa de Japón, al este con el mar del Este o mar de Japón y el propio país nipón y al oeste con el mar amarillo. Abarca una extensión superior a los 222.000 Km2, además de unas 3200 pequeñas islas. Está políticamente dividida en dos: Corea del Norte o República Popular Democrática de Corea (capital Pyongyang) y Corea del Sur o República de Corea (capital Seul).

La península coreana fue ocupada  por Japón en 1910 hasta la derrota de este en la II Guerra Mundial en 1945 a manos de los EE.UU. La guerra fría entonces provocó que las dos superpotencias ocuparan y dividieran el territorio en dos partes equivalentes en extensión por el paralelo 38: la URSS ocupó el Norte imponiendo el sistema comunista, mientras EE.UU y el capitalismo se instalaron en el sur.

En 1950 se produjo la “Guerra de Corea” al invadir la del Norte, liderada por Kim Il Sung con el apoyo de China y Rusia, a la del Sur, apoyada por Naciones Unidas y EE.UU. En 1953 finalizó la contienda dejando las cosas como estaban territorialmente a costa de millones de muertos en ambos bandos.

Mientras Corea del Sur iniciaba un proceso de desarrollo y prosperidad, Corea del Norte se convirtió en una enorme y hermética  jaula aislada del mundo, tan difícil entrar como salir de ella, sometida a la tiranía de un asesino: Kim Il Sung, sucedido a su muerte en 1994 por su hijo Kim Jong il, recientemente fallecido y llorado multitudinariamente por su pueblo, y pobre del que no lo hiciera.

Primero el padre y después el hijo obligaron a su pueblo a idolatrar al líder, le sometieron mediante el terror y le condenaron al atraso y al hambre dedicando todos los esfuerzos y recursos en mantener un desmesurado ejército siempre dispuesto para la guerra, así como aislar a los coreanos del mundo.

Poder bélico Corea Norte y Corea del Sur

Del terror dan cuenta los campos de concentración y los miles de torturados y ejecutados (ver artículo de EL PAÍS); del surrealista y obligado culto al líder, lo que de él se refiere: su origen divino anunciado por un doble arco iris y el nacimiento simultáneo de una nueva estrella; su extraordinaria capacidad para escribir en tres años 1500 libros y 6 óperas, o conseguir  once hoyos de un solo golpe jugando al golf. A matar aprendió pronto, a los 5 años, cuando ahogó a su hermano en una piscina. Los pájaros y el cielo lloraron su muerte. Y lo mejor, no defecó en su vida. (Fuente)

Su hijo Kim Jong-un le ha sucedido, y es tal el afán de emular al padre que, dicen, se ha hecho la cirugía estética para parecerse a él.

Para conocer algo de como es Corea del Norte, unos vídeos de Quatro con un reportaje de Jon Sistiaga:

Así es Corea según otro reportaje de RTVE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.