Iglesia y aborto

t_videla_iglesia_210

La Iglesía continúa su campaña de intimidación contra el aborto. La Conferencia Episcopal Española ha declarado que sea considerado delito, poruqe no se entiende que no lo sea.

El derecho de la Iglesía a tener una postura contraría al aborto y difundirla desde sus púlpitos a sus fieles, es indiscutible democráticamente. Pero hasta ahí. En un Estado democrático, laico y aconfesional es tarea del Parlamento lelgislar, de los jueces juzgar en función de las leyes y del gobierno proponer leyes y velar para que  los derechos ciudadanos sean reales. En ningún caso una confesión religiosa, aunque numerosa, puede imponer sus postulados a la sociedad ni utilizar el chantaje para ello y, menos aún, cuando gran parte de su financiación proviene de fondos públicos.

Por otra parte resulta desconcertante el empeño contra el aborto con el argumento del derecho a la vida, por parte de una organización que ha defendido e impuesto su fé a golpe de espada y tortura; que no condena, incluso justifica, la pena de muerte; que ha estado al lado amparando, justificando y bendiciendo a régimenes totalitarios y asesinos; y donde la pederastia es conducta más que anecdótica por parte de muchos de sus miembros.

Y por último, entiendan de una vez que nadie defiende ni está a favor del aborto, sino de que este no sea un delito para que cada mujer decida libremente en cada caso. Incluso hacerles caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.