Noticia Curiosa de 1736

velero

Mr. Samuel Baldwin, de Hampshire, Inglaterra, dejó escrito en su testamente clara y categoricamente que, cuando falleciera, su cuerpo fuera arrojado en el mar, lo que se cumplió el 20 de mayo de 1736. Hasta aquí nada anormal; lo curioso es que este hombre sin ser marino ni gustarle el mar, pero sobrado de sentido del humor, tuvo esta última voluntad porque: su esposa le había asegurado y reiterado en sus múltiples riñas que, si le sobrevivía, se vengaría de él y de sus infidelidades conyugales “bailando sobre su tumba”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.