Tortura e Inquisición

Se define tortura como la actividad cruel, inhumana o degradante contra un indivíduo con el propósito de extraer información, castigar, por venganza o intimidación.

Cualquier instrumento que se utilice para infringir dolor a una persona puede ser considerado como instrumento de tortura. Aunque no siempre es necesario valerse de un objeto para torturar, tanto o más cruel es la tortura sicológica, empleada actualmente por estados que se denominan democráticos.

Desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días, personas, instituciones y regímenes han utilizado la tortura con los fines bien expresados en su definición. Mención especial entre los torturadores merece La Iglesia, la católica, la del bien, la de los pobres, la de la bondad, la de la caridad, la del amor, la del prójimo.

La Iglesia siempre ha fomentado el miedo y la ignorancia de la gente para sus fines; siempre ha estado y está apoyando, justificando y protegiendo, humana y divinamente,  a regímenes execrables de asesinos y torturadores. Y es, además, maestra del arte de torturar con La Inquisición.

Vídeo: tortura e Inquisición de Canal Historia.

Menéame Meneame

Tags: , , ,

Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.