Relacionado con ‘Cuerno e África’

SOS Cuerno de África

cuerno de África

Lo que se denomina el cuerno de África, es una zona situada al este del Continente que comprende los países de Somalia, Kenia, Etiopía, Eritrea y Yibuti.

Esta pequeña parte del Continente está sufriendo la mayor crisis humanitaria y alimentaria del mundo, la más grave de los últimos 60 años que está afectando a cerca de 20 millones de personas, a la mitad de ellas de manera urgente.

Para paliar esta coyuntural situación de extrema necesidad se necesitan, según Naciones Unidas, 105 millones de euros; 105 cochinos y miserables millones de euros, que el resto del mundo está siendo incapaz de aportar de forma inmediata, para librar a millones de personas de la agonía y la muerte.

hambre África

Sólo en España, para el rescate bancario se han destinado miles de millones de euros. ¿Cuanto se han gastado nuestros partidos políticos en las recientes elecciones municipales y autonómicas, y cuanto se van a gastar en las próximas generales? ¿Cuál es el coste de la participación de nuestro ejército en el acoso a Libia? (En EE.UU, 2,7 millones diarios). La rehabilitación del palacio de Correos como sede del Ayuntamiento de Madrid ha supuesto 124 millones de euros. La inminente visita de El Papa a Madrid para las JMJ nos va a costar un mínimo de 50 millones.

donde-esta-ese-dios-01_thumb

Benedicto XVI, menudo ejemplo; condena el uso del preservativo, remedio para otro de los azotes de África, el SIDA. Más le valdría dar ejemplo de lo que predica y estar junto a los desamparados y necesitados, dar de comer al hambriento y de beber al sediento como dice su Evangelio, y no viajar a un país que no le necesita para velar por la salud moral de una juventud privilegiada.

Salome-P-Villaverde

El diablo viste de Prada y le financiamos una visita que supone el doble de los 25 millones de euros destinados por el Gobierno español al cuerno de África. Una ayuda que la secretaria de educación de las Nuevas Generaciones del PP, Salomé P.Villaverde, criticaba hace unas fechas en su Twitter. Esta joven representante de la derecha católica que se avecina, en la red social se declaraba fan del programa televisivo “Supervivientes” y feliz, como buena cristiana que es, de la venida de SS.

En relación a los 25 millones aportados por España para ayuda humanitaria en África twiteó: en España no cabe un tonto más: regalamos 25 millones para África y a nosotros no nos regalan nada para paliar nuestras necesidades.

Esta imbécil descerebrada sufre por las necesidades ficticias de unos falsos robinsones televisivos, y se escandaliza por ayudar a los que realmente están muriéndose de hambre y de sed.

En 5 países del Cuerno de África la población se muere de hambre

Contradicciones aparte, lo cierto es que se está viviendo una situación desesperada en el cuerno de África. Una situación provocada por una sequía sin precedentes en muchos años, que ha provocado una disminución alarmante de las cosechas, destrucción de pastos y aumento de la mortalidad del ganado, lo que a su vez ha traído una subida bestial del precio de los alimentos. Todo ello agravado por las guerras y conflictos armados tribales (¿Quiénes venden las armas?) que lleva al éxodo masivo de refugiados a los países vecinos, fundamentalmente a Kenia, donde se encuentra el mayor campamento de refugiados del mundo ocupado actualmente por cerca de 800.000 personas, y en aumento, en una situación de emergencia alimentaria y sanitaria acuciante. La que se encuentran los que consiguen llegar después de días de caminar sin agua ni alimentos por terrenos áridos, porque muchos mueren por el camino.

Somali-RefugeesCerca de 2.9 millones de personas en Somalia -un tercio de la población- necesitan ayuda humanitaria, mientras que unos 4,5 millones de personas, de una población de 80 millones, están afectados en Etiopía. Según datos de la ONU, en Kenia, la potencia económica de la región, unos 3,5 millones de personas corren riesgo de morir de hambre. Duncan Harvey, director nacional de la organización Save the Children en Etiopía, dijo: “Desde el punto de vista del número de personas afectadas, esta es una de las peores sequías que el mundo ha visto en mucho tiempo”.

Hay una imagen que capta el degradante horror que azota a millones de personas. No es la imagen de que un niño con el vientre hinchado y los ojos desorbitados que llora pidiendo comida, aunque haya infinidad de ellos. Es la imagen de las madres que se atan el estómago con un acuerda para amortiguar las punzadas del hambre mientras dan a sus hijos la poca comida que pueden conseguir -una grotesca parodia de las bandas gástricas que se utilizan en Occidente para adelgazar. (Fuente)

cuerda-hambreEN TRES MESES, DESDE MAYO DE 2011, SEGÚN LA ONU, EN SOMALIA
HAN MUERTO DE HAMBRE VEINTINUEVE MIL MENORES DE 5 AÑOS.
EN AGOSTO Y SEPTIEMBRE LA CIFRA DE MUERTES SE AGIGANTARÁ.
DOS MILLONES DE NIÑAS Y NIÑOS NO TIENEN NADA QUE COMER.
CASI UN MILLÓN, SEGÚN UNICEF, ESTÁN HOY, AHORA MISMO,
EN PELIGRO DE MUERTE INMINENTE POR DESNUTRICIÓN.

Aunque ahora la situación en el cuerno de África es desesperada y de urgencia extrema, el hambre en África es un fenómeno endémico en el Continente, consecuencia de un sistema capitalista salvaje, ahora globalizado, por tanto más fuerte y agresivo  y de consecuencias más graves.

capitalismoSi algo aprendí de mi paso por la Facultad de Económicas, gracias a un excelente profesor  de Estructura Económica, es que no hay países que vayan por delante de otros, sino que unos van encima de otros. El desarrollo y la riqueza de unos países es consecuencia de la explotación y  consiguiente pobreza a la que someten y condenan a otros. África ha sido la víctima necesaria  para el desarrollo capitalista, la explotación de sus recursos naturales y humanos, regímenes corruptos con dictadorzuelos sanguinarios nadando en oro mientras su gente se muere de hambre, peleles impuestos al servicio de los intereses de las potencias capitalistas, sirvió y sigue haciéndolo para el desarrollo y la prosperidad de Europa, Asia y América del Norte.

Situaciones como las anteriormente expuestas (sequía, inflación, guerras) agudizan, pero no explican, no justifican, las verdaderas razones del hambre en África.

Se produce comida para 12.000 millones de personas y sobre el planeta vivimos 7000. Si hay abundancia, por qué hay hambre?. “El hambre es un problema político. Es una cuestión de justicia social y políticas de redistribución” (Olivier de Schutter, relator de la ONU para el derecho a la alimentación).

¿Quiénes controlan los recursos naturales (tierra, agua, semillas) que permiten la producción de comida? ¿A quiénes benefician las políticas agrícolas y alimentarias?

En muchos países del Cuerno de África, el acceso a la tierra es un bien escaso. La compra masiva de suelo fértil por parte de inversores extranjeros ha provocado la expulsión de miles de campesinos de sus tierras, disminuyendo la capacidad de estos países para autoabastecerse. Así, mientras el Programa Mundial de Alimentos intenta dar de comer a millones de refugiados en Sudán, se da la paradoja de que Gobiernos extranjeros (Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Corea…) les compran tierras para producir y exportar alimentos para sus poblaciones.

Get the Flash Player to see this player.

Somalia, a pesar de las sequías recurrentes, fue un país autosuficiente en la producción de alimentos hasta finales de los años setenta. Su soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste. En lo que se refiere a la agricultura, estas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados, permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos (Esther Vivas). En resumen, se les obliga a importar grano en vez de favorecer y ayudar a la agricultura autóctona. Negocio redondo.

La inflación ha encarecido hasta un 270% el precio de los productos alimenticios en algún país del cuerno de África, pero el motivo de tan brutal subida se encuentra en la sequía y el encarecimiento del precio de los combustibles, o existen otros factores más importantes? Parece que sí. Varios indicios apuntan a la especulación financiera con las materias primas alimentarias como una de las causas principales.

El precio de los alimentos se determina en las Bolsas de valores, la más importante de las cuales, a nivel mundial, es la de Chicago, mientras que en Europa los alimentos se comercializan en las Bolsas de futuros de Londres, París, Ámsterdam y Fráncfort. Pero, hoy día, la mayor parte de la compra y venta de estas mercancías no corresponde a intercambios comerciales reales. Se calcula que, en palabras de Mike Masters, del hedge fund Masters Capital Management, un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo. Se compran y venden materias primas con el objetivo de especular y hacer negocio, repercutiendo finalmente en un aumento del precio de la comida en el consumidor final. Los mismos bancos, fondos de alto riesgo, compañías de seguros, que causaron la crisis de las hipotecas subprime, son quienes hoy especulan con la comida, aprovechándose de unos mercados globales profundamente desregularizados y altamente rentables.

La crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados. La cadena de producción, distribución y consumo de alimentos está en manos de unas pocas multinacionales que anteponen sus intereses particulares a las necesidades colectivas y que a lo largo de las últimas décadas han erosionado, con el apoyo de las instituciones financieras internacionales, la capacidad de los Estados del sur para decidir sobre sus políticas agrícolas y alimentarias. (Esther Vivas).

pintada

Es hora de un cambio en el sistema, más solidario, más justo en el reparto de la riqueza. Hay que impedir que se siga aplicando esa política imperialista perversa que impide el desarrollo, progreso e industrialización de países, que se tienen que endeudar para abastecerse, siendo finalmente rescatados por los causantes del problema, que se apoderan de todas sus riquezas, naturales o no, para beneficio propio (Grecia, ahora, es un ejemplo claro y de plena actualidad).

Es de imperiosa necesidad favorecer el acceso, explotación y disfrute de la tierra y los medios de producción, a sus legítimos propietarios.

Es de justicia acabar definitivamente con la concentración y acumulación del capital y la riqueza en manos de unos pocos, muy pocos, a costa del hambre, el sufrimiento y la muerte de millones y millones de personas.

Get the Flash Player to see this player.

Get the Flash Player to see this player.

Menéame Meneame
 

Necesitas estar identificado para votar

Slo los usuarios registrados pueden votar, por favor, Identifícate para poder dejar tu voto.

Si no dispones de cuenta todaví puedes Crear una ahora.