Relacionado con ‘Chistes’

Todos los hombres somos iguales

I1889211010092134Una espectacular rubia de quitar el hipo, irlandesa, se encontraba en el casino.

Parecía estar algo borracha cuando apostó 20.000 euros en una sola jugada a los dados. Y dijo:

-Espero que no se molesten, pero siento que tengo más suerte si estoy completamente desnuda.

Se quitó toda la ropa, tiró los dados y gritaba:

-Vamos!… vamos!… que mami necesita ropa nueva!!!!…

Cuando el dado se detuvo, empezó a dar saltos y gritó:… Si!!!… Si!!!!… GANÉEEE!!!!

Abrazó a los empleados, a cada uno de los jugadores, cogió sus ganancias, su ropa y se fue rápidamente.

Todos se miraron boquiabiertos. Finalmente uno de los empleados preguntó:… ¿…. y qué número salió???… El otro contestó:… No sé, pensé que tú estabas mirando!!!

MORALEJA:

– No todas las irlandesas son borrachas.

No todas las rubias son tontas.

-Pero sí, todos los hombres somos iguales.

Menéame Meneame

Chiste: tetinas y preservativos

tetinaUn representante visita una empresa que fabrican varios productos con látex. En la primera parada, le enseñan la maquina que hace las tetinas para los biberones. La máquina hace un ruidoso “Hisshhhhhhh-pop”.

– El Hishhhhh lo hace el caucho al inyectarse en el molde- le explica el guía- el “pop” lo hace la aguja cuando hace el agujero en el extremo del chupete.

La siguiente parada es la parte donde hacen los preservativos. El ruido que hace la máquina aquí es “Hishhhh. Hishhhhh. Hishhhhh. Hishhhhh- Pop”, el representante se queda extrañado y le pregunta al guía.

– Imagino lo que hace la maquina cuando suena el Hishhhh, pero ¿y ese pop que suena de vez en cuando?

tetina-bebe-1-b– Ah, pues hace lo mismo que en la maquina de las tetinas. El “pop” suena cuando la aguja hace un agujero en uno de cada 4 preservativos.

– Pero…¡eso es una putada!

– Efectivamente, pero es cojonudo para el negocio de las tetinas.

Menéame Meneame

Chiste: en el psiquiátrico

gatoEn un hospital psquiatrico,
se juntan un sádico, un asesino, un necrófilo, un zoófilo, un pirómano y un
masoquista
Estan sentados en el jardin del hospital sin saber como ocupar su tiempo.

Aburrido, el zoófilo dice:
-” Y si nos follamos a un gato ?”
Entonces el sádico dice:
-“Eso, vamos a follarnos a un gato y después lo torturamos !!!”
Dice el asesino:
-” Vamos a follarnos a un gato, torturarlo y después matarlo !!!”
Dice el necrófilo:
-” Vamos a follarnos a un gato, torturarlo, matarlo y después nos lo follamos otra vez !!”
Dice el pirómano:
-” Vamos a follarnos a un gato, torturarlo, matarlo, volver a follarlo otra vez y le prendemos fuego !!”
Se hace un repentino silencio, y todos miran al masoquista, y le preguntan:
-” Y tu ??, ¿¿no dices nada ??
Y dice el masoquista:
-” MIIIIAAAAUUUUUUUU !!!”

Menéame Meneame

Sexo entre médico y paciente

Un médico se encontraba sentado en la silla de su consultorio, después de haber mantenido relaciones sexuales con su paciente.
Pensando en lo que había hecho, su conciencia le repetía:
– ¿Pero cómo hiciste eso? ¡Qué vergüenza, perdiste toda la ética profesional!
– Dios míoooooo….. que has hecho?
Al rato de estar culpándose de sus actos, observa que sobre su hombro derecho aparece un diablillo que le dice:
– Escúchame. . no seas idiota… ¡hay una cantidad exagerada de médicos que tienen sexo con sus pacientes! ¿qué te crees? ¿que eres el único? Hazme caso… es de lo más natural del mundo…. quédate tranquilo!!!
El médico convencido:
– tienes razón, si yo no hice nada malo.
Al terminar de decir eso, en su otro hombro aparece un angelito y le replica al oído:
– ¡¡¡Acuérdate que eres veterinario, VE-TE-RI-NA-RIO, gilipollas!!!

zoofilia_2

Menéame Meneame

Humor Diez

tumblr_ly5zi02Acn1qbogk6o1_500

Menéame Meneame

Natación en Marruecos

tumblr_lwerkyJIYx1r6w7vjo1_400

Menéame Meneame

Un cerdo, Rajoy y su chófer

rajoy-avatares

Rajoy y su chófer de viaje oficial, cuando súbitamente apareció un cerdo, y sin poder evitarlo lo atropellaron, matándolo instantáneamente. Rajoy le dijo a su chófer:
– Localiza la granja a donde pertenece y explícale al dueño lo sucedido, para reclamarle los daños que nos ha ocasionado.
Tres horas más tarde, regresa su chófer tambaleándose, con una botella de vino en la mano y una caja de puros “Farias” en la otra, y el cabello y la ropa totalmente desarreglados.
– ¿Qué ha pasado? – preguntó Rajoy a su chófer,
Y este le respondió:
– Bueno, el granjero dueño del cerdo me regaló esta botella de vino, su mujer los puros “Farias” y su hermosa hija me hizo el amor tres veces de una manera salvaje.
– ¡¡¡Po´s, po´s!!!, ¿Que les dijiste?
– Les dije:
– Soy el chofer del Sr. Rajoy y acabo de matar al  cerdo!!

Menéame Meneame

Rajoy, Marianico el corto

rajoy

Mariano Rajoy entra en una sucursal de Bankia, de su amigo Rodrigo Rato. Se dirige a la ventanilla de caja y saluda a la cajera,

Buenos días señorita, ¿podría pagarme este cheque de mi cuenta?

Será un placer, señor. Por favor, ¿podría mostrarme su DNI?

En honor a la verdad, no he traído el DNI, pero no creí necesitarlo, soy Mariano Rajoy, el próximo presidente del Gobierno de España.

Sí señor, se quién es usted, pero la normativa del banco es estricta en este sentido y debo insistir en que me muestre su DNI.

Pregunte a cualquier persona aquí en el banco y le dirá quién soy. Todo el mundo sabe quién soy.

Lo siento señor Rajoy, esta es la normativa del banco y yo debo atenerme a ella.

Por favor, le ruego que me pague este cheque.

Mire señor Rajoy, ya sé que vamos a hacer. Un día vino Rafael Nadal por aquí sin DNI. Para probar que era Rafael Nadal sacó su raqueta de tenis e hizo un saque fabuloso desde la otra punta del patio de operaciones y metió la bola en mi taza de café. Con ese saque supimos que era Rafa Nada y le pagamos su cheque. Otro día vino Sergio García sin DNI. Sacó su putter y metió una bola a la primera en mi taza de café. Con ese golpeo le pagamos su cheque. Así que, señor Rajoy, ¿qué puede usted hacer para demostrar que es usted el futuro Presidente del Gobierno?

Rajoy se queda allí de pie pensando y pensando y finalmente dice:

Honestamente, no se me viene nada a la cabeza. No se me ocurre nada.

¿Billetes grandes o pequeños, señor Rajoy?

Menéame Meneame

Chiste: modelo famosa

mafalda tonta

Una famosa modelo toma un avión a Nueva York con un pasaje en clase turista. Cuando llega al avión busca su asiento y de repente se encuentra con los asientos de primera clase. Viendo que estos son mucho mas grandes y confortables decide sentarse en el primer asiento vacío que ve. La azafata chequea su ticket y le dice a la chica que su asiento es de clase turista. La modelo responde:
– Soy modelo y famosa y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York.

Frustrada la azafata va a la cabina y le informa al capitán del problema. El capitán va a hablar con la modelo y le confirma que su asiento es de clase turista. Ella responde:
– Soy modelo y famosa y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York.

El capitán no quiere causar problemas con lo que se retira a la cabina para comentarle el problema al copiloto. El copiloto le dice que como tiene una novia modelo y famosa sabe como manejarlas y el se hará cargo del problema. Con lo que va a ver a la modelo y le susurra algo al oído. Ella inmediatamente se levanta, dice muchísimas gracias y se va a sentar a su asiento de clase turista. El piloto y la azafata, quienes estaban observando alucinados la escena, corren a preguntarle al copiloto que le había dicho a la chica para convencerla. El copiloto les dice:
– Simplemente le informe que los asientos de primera clase no van a Nueva York.

Menéame Meneame

Chiste: terapia de pareja

La Media Naranja Mecanica_24_terapia de pareja

Marido y mujer acuden al psicólogo tras 20 años de matrimonio.
Cuando se les pregunta cuál es el problema, la mujer saca una lista larga y detallada de todos los problemas que han tenido durante los 20 años de matrimonio:
– poca atención,
– falta de intimidad,
– falta de comunicación,
– vacío,
– soledad,
– no sentirse valorada,
– no sentirse amada,
– no sentirse deseada…
Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que se pare y la abraza y la besa apasionadamente, la recuesta en el diván …le quita la ropa y….

Mientras, el marido los observa con una ceja más alta que la otra.

La mujer se queda muda…. cuando el doctor termina, ella se acomoda la ropa, se arregla el cabello y se sienta en la silla medio aturdida.

El terapeuta se dirige al marido y le dice:
– “Esto es lo que su esposa necesita, al menos 3 veces por semana”. ¿Puede hacerlo?

El marido lo medita un instante y responde:
– la puedo traer los lunes y los miércoles, pero los viernes tengo padel.

Menéame Meneame