Parábola del hombre pobre y hombre rico

Circula desde hace tiempo por Internet una moñada con mensaje: La parábola del hombre rico y hombre pobre. Dice así:

15623306Una vez un hombre rico le entregó una canasta con basura a un hombre pobre. Éste sonrió y corrió con la canasta, la vació, la lavó, la llenó de flores y se la devolvió. El hombre rico, asombrado, le preguntó: ¿Por qué me has dado flores si yo te di basura?

El hombre pobre respondió: porque cada uno da lo que tiene en el corazón.

Hasta aquí lo repetido hasta la saciedad, pero la parábola continúa.

El hombre rico repitió el proceso al día siguiente, y se volvió a llevar una canasta llena de flores. Cada día iba al vertedero y llenaba varias cestas con mierda que le entregaba al hombre pobre, quién a su vez se las devolvía limpias y floridas. El hombre rico las vendía en el mercado y se hacía más rico, mientras el hombre pobre, y gilipollas, tenía que ir cada vez más lejos a buscar las flores, lo que le restaba tiempo para pedir limosna y poder comer.

Consciente, el hombre rico le proporcionaba de vez en cuando un cuscurro de pan para no perder esa mina de oro que somos los hombres pobres.

tumblr_n3mp12dLgi1rq7z94o1_1280

Protesta antimonárquica: Rodea el Burger King

CifuentesLa Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, autoriza la protesta antimonárquica “Rodea el Burger King”.

Los manifestantes eligen el de la calle Princesa.

Tras las sucesivas prohibiciones de las protestas “Rodea al Borbón” y “Rodea la Zarzuela”, que diversas asociaciones antimonárquicas tenían previsto realizar este fin de semana, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha concedido finalmente el permiso para que los manifestantes puedan rodear el Burger King de la calle Princesa, en Madrid.

La acción “Rodea el Burger King” estará autorizada desde las 18,00 h. hasta las 20,00 h. de este sábado, con la condición de que los participantes de la protesta pidan una bebida pequeña y patatas medianas antes de comenzar a manifestarse. Cifuentes ya ha informado a los organizadores de “Rodea el Burger King” que podrán cambiar la bebida pequeña por una grande con solo cincuenta céntimos más, además de recordarles la prohibición de pronunciar frases que contengan las palabras guillotina, cabeza, cuello y justicia, incluso si cada una de esas palabras apareciera por separado en consignas diferentes. Tampoco estará permitida la actuación de bufones demasiado irreverentes, rodearse la garganta con el dedo índice y las típicas miradas de “Abajo el Rey, arriba el pueblo” lanzadas de reojo a la policía.

El PSOE cree que la delegada del Gobierno, en esta ocasión, ha abierto demasiado la mano permitiendo que se cuestione la monarquía de una manera tan directa. “Hubiera sido suficiente con un “Rodea el Kentucky Fried Chicken”, ha dicho Pérez Rubalcaba.

Fuente