La Isla Basura del Pacífico

Los expertos calculan que hay tres millones de toneladas de plástico girando a ambos lados del archipiélago de Hawai, un monstruo pegajoso que se extiende a lo largo de 13 millones de kilómetros cuadrados, unas 36 veces el tamaño de España.

La corriente giratoria del Pacífico conduce la basura desde la desembocadura de los ríos hasta el mar abierto, donde viaja durante varios años hasta alcanzar el corazón del océano. La masa está compuesta por objetos procedentes de Japón, China, EEUU y Canadá, fragmentos de plástico que el mar es incapaz de deshacer y que pueden seguir flotando durante cientos de años.

Según datos de Greenpeace, de los 100 millones de toneladas de plástico que se producen cada año en el mundo, un diez por ciento tiene su destino final en los mares. El programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas estima que más de un millón de aves y unos 100.000 mamíferos marinos como ballenas, delfines y focas, están muriendo cada año como consecuencia de la contaminación marina.

Bolsas, botellas, lavadoras, carcasas de ordenadores, televisores, redes y multitud de objetos flotan a la deriva constituyendo una auténtica trampa para miles de animales.

Los objetos más pequeños se están mezclando con el plancton y han entrado en la cadena alimenticia. En algunas zonas hay más cantidad de plástico que de plancton en una proporción de 48 a 1.

El objeto “más dañino” del mar tiene apenas unos milímetros de diámetro. Se trata de las pelotitas de plástico (en inglés, nurdles), que la industria utiliza como materia prima para fundir y crear nuevos objetos.

Estas bolitas, también conocidas como “lágrimas de sirena”, se cuentan por millones en muchas zonas del mar y son ingeridas por miles de animales, que las confunden con huevas de pez. Su alto contenido tóxico,  constituye el mayor riesgo para la salud humana en este momento.

Get the Flash Player to see this player.

Menéame Meneame

Tags: , , , , ,

3 Comentarios

  • 1

    a esto no se le puede dar ninguna critica u opinion lo que hay que hacer es tomar deuna ves una bomba nuclear y empezar de nuevo con la vida en el planeta

  •  
  • 2
    mario fernando torres cifuentes | 8 de septiembre de 2010 a las 14:55

    Es impresionante la mano destructora de la raza humana sobre nuestros ecosistemas…… me pregunto…..¿Lo han visto, lo viven lo conocen los grandes empresarios, las grandes potencias que solamente se preocupan por armarse nuclearmente…? Donde estan los dueños de la tecnología y el cientificismo…. por lo ocultan en estas zonas tan pobres…..gringos que opinan….chinos, japoneses toquensen….es con ustedes….masoquistas del sufrimiento de los pueblos dominados por su poder anarquico…….viva la naturaleza, salvemosla desde nuestros hogares con el manejo y recolección correcta de residuos solidos……..mucho blablablabla….seamos más practicos y realistas…empresas que producen para vender y ganar mas pero no tienen vision de conservar el medio ambiente….asesinos de nuestra madre naturaleza…

  •  
  • 3

    hemos llegado a esto por quejarnos, quejarnos, y esperar que los demas hagan algo. si el mundo prefiere gastar su dinero en bombas nucleares, expediciones en la luna, y otras estupideces mas, como se va a preocupar de limpiar la basura en el mar? nuestra basura, porque si, es nuestra. cuando el ser humano va a tomar conciencia de que nos estamos matanto a nosotros mismos, a fuego lento. es nuestra tierra, es donde vivimos, y si de momento estamos bien reguardados en nuestro pequeño, y egoista mundo, que los impactos por ahi todavia no se notan, pues toda esa basura, todo ese plastico, se lo comeran nuestros hijos,y todas las generaciones futuras. si cada uno levanta el dedito pequeño, traga su orgullo, y empieza a ACTUAR, quizas las cosas empezaran a moverse. somos una pareja de jovenes, viajando por el mediterraneo en un velerito, y estamos indignados de ver tanta basura en las playas. hemos empezado a recoger la basura cada vez que bajamos en las playas, no cuesta nada, solo hay que añadir a su paseito diario una bolsa de basura. esperamos dar un ejemplo, y que la gente lo siga. ya no se trata de ecologia, se trata de conciencia y inteligencia.

  •