Obispo Munilla: Declaraciones bochornosas

Obispo_MunillaEl recién nombrado obispo de San Sebastián, Jose Ignacio Munilla, y ampliamente contestado por su ideología ultra, en declaraciones a la Cadena Ser, valorando la tragedia de Haití, ha avalado el por qué a su rechazo.

“Existen males mayores que los que esos pobres de Haití est,an sufriendo en estos días”, y continúa: “nos lamentamos mucho y ofrecemos nuestra solidaridad, pero deberiamos llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestro materialismo, que es un mal más grande que el que esos inocentes están sufriendo”.

Y esto lo dice un alto representante de la iglesia de los pobres, de los marginados y de los necesitados. ¿Se puede tener menos verguenza?, ¿se puede ser más insensible?, ¿se puede ser más cínico?, ¿se puede ser más inoportuno?, y como lo políticamente correcto me parece una patraña, ¿se puede ser más cabrón?.

Escuchar audio de la entrevista

Menéame Meneame

8 Comentarios

  • 1

    Personas que continuamente están defendiendo la vida de los nonatos, son capaces de hacer declaraciones tan espeluznantes? Se puede vivir más lejos de la realidad? No se puede ser más cruel. Son declaraciones malvadas, desafortunadas, se alejan de la realidad social, del sentir de millones de personas que nos solidarizamos con el dolor ajeno, no empatizan con esa gente que durante muchos, muchos años han vivido sometidos a dictadores, a enfermedas, a la indigencia, y ahora a los caprichos de la naturaleza…
    Espero que la Iglesia Católica y todas las asociaciones Profamilia y demás que andan por ahi, rectifiquen en nombre de este individuo. Ahora comprendo el porque de tantos detractores a su nombramiento como Obispo de San Sebastián.

  •  
  • 2

    Para los que se dejan manipular, ahí va esto extraído de ElConfidencial.com:

    La pregunta literal que se le formuló al obispo en la entrevista radiofónica fue: “Esta mañana en su programa de Radio María algún oyente le preguntaba sobre este tema (la tragedia de Haití), la perplejidad en la que se sumen los católicos cuando se preguntan por qué Dios permite estas calamidades”.

    La respuesta íntegra del prelado donostiarra fue la siguiente: “Así es, sí, en Radio María las llamadas entran en directo, allí no hay filtro. Es una pregunta que ha respondido a una pregunta que todos llevamos dentro de nosotros, si existe Dios porque existe también el mal. A veces parece que el mal se ceba en los más inocentes”.

    “He querido recordar cómo Jesucristo fue el inocente, el justo de Dios y también fue injustamente perseguido e injustamente condenado a muerte. Y la respuesta que le he dado a esa oyente es que, desde luego, si el mal tuviese la última palabra, sería incompatible con la existencia de Dios, pero creemos firmemente en que el mal no tiene la última palabra, creemos firmemente en que Dios nos ofrece una felicidad eterna y creo que existen males mayores, aunque parezca fuerte lo que voy a decir, existen males mayores que los que esos pobres de Haití están sufriendo estos días”.

    “Yo recordaba esta mañana en Radio María ese momento del Evangelio en el que Jesús, cargando con la cruz camino del calvario, se encuentra con un grupo de mujeres que lloran por Jesús al verle atormentado y Jesús les dice, no lloréis por mí, llorad por vosotras”.

    “Nosotros nos lamentamos mucho por los pobres de Haití, pero igual también deberíamos, además de poner toda nuestra solidaridad en ayudar a los pobres, nuestros medios económicos, etc.. también deberíamos llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestra concepción materialista de vida. Quizá es un mal más grande el que nosotros estamos padeciendo que el que los inocentes también están sufriendo”.

  •  
  • 3

    @Ulises
    PARA EL COMENTARIO DE ULISES: Has hecho una transcripción alterada de la entrevista en tu comentario y del todo falsa, el que está manipulando eres tú, estás intentando suavizar las terribles palabras del obispo. El audio está a disposición de cualquiera que lo desee, y la transcripción realizada en la noticia es absolutamente fiel al audio original.

    TEXTUALMENTE:
    “Existen males mayores que los que esos pobres de Haití están sufriendo en estos días”

  •  
  • 4

    EL OBISPO DIJO ¡UNA GRAN VERDAD!

    Monseñor Munilla, en la entrevista que la periodista Gemma Nierga le hizo en el espacio La Mañana en la SER, dio en el clavo con sus declaraciones, y no tiene que rectificar nada señor Lehendakari del Gobierno Vasco, porque ha dicho absolutamente la verdad.-

    Visto la virulencia conque religiosos, políticos, escritores, periodistas, teólogos, y demás gentes, se rasgan las vestiduras (y hasta las entrañas), para condenar al obispo Munilla, algo “gordo” y “verdadero” ha debido decir; porque sería propio de gente “sinsorga” atacarle de esa manera si lo que ha dicho “no es verdad”, ya que, en ese supuesto, sería mas correcto advertirle de su error con argumentos de caridad cristiana (o no hacer “ni caso” a lo dicho, por… “estupidez”).-

    Pero no.- Munilla ha dicho ¡una gran verdad!, y eso, duele a los que se quieren erigir en pedestales de sabiduría para que la plebe los aplauda.-

    A los soberbios, les sale como un resorte lo de… ¡ha blasfemado!, ¡crucifiquémosle!, que es lo que en el fondo vienen a decir y querer todos los críticos del obispo.-

    El obispo Munilla ha dicho que: “es un mal más grande el que nosotros padecemos que el que esos inocentes sufren”, refiriéndose a la catástrofe de Haití, para hacernos comprender “la gravedad del mal del que nos habla”.- También ha dicho y escrito otras muchas cosas que ustedes no quieren escuchar ni leer, agarrándose a esa frase como clavo ardiendo para condenarle.-

    Son tan “monstruosos” los pensamientos de los que dicen que el obispo Munilla no tiene “alma” y es insensible a los dolores que padecen sus semejantes en Haití, que no hacen otra cosa que “ratificar como verdaderas” las opiniones del obispo respecto a la “enfermedad espiritual de nuestra sociedad”.-

    ¿A ustedes les extraña los males de nuestra sociedad?: “niños que desaparecen”, “chicas jóvenes terriblemente asesinadas”, “violaciones con ensañamiento”, “mujeres acuchilladas por sus parejas”, “padres maltratados por sus hijos”, “profesores amenazados y despreciados por sus alumnos”, “policías encubridores de gravísimos delitos”, “financieros estafadores”, “empresarios que se quedan con lo ajeno”, “robos con violencia”, “divorcios que desorientan a los hijos”, “abortos de chicas adolescentes”, “juventud adoradora del alcohol y las drogas”, “terrorismo con extorsiones y muertes”, “bandas callejeras de matones”, “políticos corruptos”, “mafias de trata de blancas”, “jueces prevaricadores”, “autoridades perversas” y… pueden seguir enumerando males hasta donde quieran.

    Con lo que “la juventud percibe” de nuestra sociedad a través de los medios de comunicación como “¡modelos de vida!”, no es extraño que “después” pasen todas esas cosas.- Y todavía pretenden quitar los crucifijos de las escuelas y colegios, que es querer quitar los mandatos que Jesucristo nos dio para enderezar nuestras conductas, para que seamos “hombres nuevos”, y no hay nadie que nos haga ver la “gran catástrofe” a la que nuestra sociedad se encamina.- El obispo Munilla sí lo hace: con sus escritos, con sus declaraciones, con las explicaciones del Catecismo de la Iglesia Católica.-

    Si la sal se desala… ¿quién la salará?.-

    Me encantaría que todos esos “virulentos críticos” del señor obispo de San Sebastián, religiosos y teólogos, me explicasen el Catecismo de la Iglesia Católica como lo hace el obispo Munilla.-

    De los “titulares” y “tergiversaciones” que se hacen en los periódicos y revistas me extraña menos, porque viven de la noticia espectacular, “aunque sea mentira”.- No se si lo hacen queriendo ó sin querer, pero son muy hábiles en recortar frases ó pensamientos para que la noticia sea “espectacular”, “monstruosa” y “escandalosa” (como poner fotos ridículas del que vituperan), para que vayamos corriendo al kiosco a comprar el periódico.-

    Un columnista que llama “tarugo” al señor obispo, también ha escrito: “Eso de comparar la delicada situación española con la horripilante catástrofe de Haití no es solo una mentecatez, sino una blasfemia”.- (aunque dice que puede estar emitiendo un juicio temerario al criticar a Monseñor).-

    Señor periodista, usted que escribe columnas que casi son “puro Evangelio”, ¿no le habrá traicionado también “ese pedestal” de tener que escribir a diario algo espectacular, sin pensar muy bien en lo que dice, para que compremos el periódico y le paguen a usted su sueldo?-

    Quiero pensar que al obispo Munilla, no le han, ó no han querido entenderle: por eso uno de los teólogos que quieren crucificarle por lo dicho en la entrevista, le recrimina y escribe: “Para una persona que cree en Dios, lo más sagrado es la vida humana”.-

    ¿No será… LA VIDA ETERNA… señor teólogo?, y por ende ¿la vida humana, que es “sagrada” para “los que creen” y para “los que no creen” en Dios? .-

    Quiero estar, en este caso, al lado del señor obispo de San Sebastián, Don José Ignacio Munilla Aguirre, porque dijo… ¡UNA GRAN VERDAD!-

  •  
  • 5

    ¿A ustedes les extraña los males de nuestra sociedad?: “niños que desaparecen”, “chicas jóvenes terriblemente asesinadas”, “violaciones con ensañamiento”, “mujeres acuchilladas por sus parejas”, “padres maltratados por sus hijos”, “profesores amenazados y despreciados por sus alumnos”, “policías encubridores de gravísimos delitos”, “financieros estafadores”, “empresarios que se quedan con lo ajeno”, “robos con violencia”, “divorcios que desorientan a los hijos”, “abortos de chicas adolescentes”, “juventud adoradora del alcohol y las drogas”, “terrorismo con extorsiones y muertes”, “bandas callejeras de matones”, “políticos corruptos”, “mafias de trata de blancas”, “jueces prevaricadores”, “autoridades perversas” y… pueden seguir enumerando males hasta donde quieran.

    voy a seguir con otros ejemplos:
    los curas pedrastas
    el encubrimiento de la Iglesia de tales delitos

  •  
  • 6

    No se como he llegado a este foro. He leido varios comentarios y sin tener ni idea de lo que realmente dijo el padre Munilla en aquella entrevista y el tipo de criticas que recibe estoy convencido de que tiene razon. La verdad escuece campeones. Y si, estoy de acuerdo con ese sacerdote, mucho mayor mal que el material es el espiritual. Para alquien que cree que este mundo solo es la antesala de otro mundo eterno es mucho mas trájico estar “mutilado” espiritualmente que fisicamente. Amigos, al final tu y yo estaremos en el cielo o en el infierno para siempre, para siempre. Y punto.

  •  
  • 7

    Esta declaración me parece algo de muy mal gusto, pues le recuerdo a este obispo que durante toda la historia católica, los nobles y el clero eran los que vivían entre paños bordados de oro y palacios con bellos artesonados y pisos de madera maciza,¡Que falta de racionalidad! asco me da el sector social, que apoya las diferencias sociales, apoya el retraso, el analfabetismo y apoya lo conservador, duras declaraciones hacen sobre pobreza,sobre prostitución, sobre homosexualidad, en definitiva, son unos auténticos opositores a cualquier liberalismo, son unos déspotas y arraigados que no se extinguen, un país aconfesional sigue manteniendo a este gran puñado de vividores sin tener por qué así va España.

  •  
  • 8

    El Sr. Arsenio, el que firma el artículo, se ha retratado como una persona irrespetuosa, intolerante e insolidaria con las opiniones de los demás. Eso es lo que suelen hacer los ignorantes de izquierdas, SÓLO VALE LO SUYO Y SI NO PIENSAS COMO ELLOS ERES UN CABRÓN, COMO DICEN DEL OBISPO. ¿QUIEN ES MÁS FASCISTA?.
    Seguro que ese obispo, que desde luego no dice que no le importen los pobres de Haití, ha dado más para ayudarles que tú. Para empezar Cáritas de San Sebastián ha dado para ayuda a los afectados por el terremoto de Haití 100.000 €. ¿Tú cuanto has dado?, porque por decir que te importan mucho los pobres de Haití, estos no comen.
    Por otra parte o no has entendido bien las palabras del obispo, en cuyo caso bastante tienes con eso, aunque deberías abstenerte de dar opiniones por falta de formación, o por el contrario lo que pretendes tergiversando esas palabras es imponer tus ideas a la vez que insultas a los católicos de san Sebastián cuya cabeza es el obispo. ¿NO SERÁS TÚ EL FACHA?
    De deseo Sr. Arsenio que pases un bien día.

  •