Las Castas en Corea del Norte

Ocupada por Japón desde 1910, el final de la II Guerra Mundial deja la Península de Corea dividida en 2: el Norte controlado por la URRS y el Sur por EEUU. Se inicia entonces el reinado del terror en la República Popular Democrática de Corea con Kim Il-sung (1912-1944) –el calendario coreano establece como año 1 el de su nacimiento-, continuado por su hijo Kim Jong-il (1942-2011) y ahora por el nieto, Kim Jong-un.

Corea-del-Norte-7

En 1950, con el intento de invasión del Sur por el Norte, se inicia la Guerra de Corea cuyo fin teórico, dejando las cosas como al principio, llegó el 27 de julio de 1953 con la firma por ambas partes de un alto el fuego pero sin rubricar un tratado de paz, por lo que técnicamente aún están en guerra.

Corea del Norte es una inmensa cárcel en la que todos los coreanos están encerrados, controlados y vigilados. Todo lo que no sea vitorear, alabar, idolatrar y obedecer al dios-líder, es castigado con pena de muerte, si no a llevar una vida indeseable.

20110206112006

En Corea del Norte no se respeta ni uno solo de los Derechos Humanos. No existe libertad de nada y para nada. Todo está controlado por el régimen. Por ello la sociedad está estructurada en un sistema de castas, o “Songbun”, creadas por el Presidente Eterno, Kim Il-sung, que clasifican hereditariamente a los coreanos en función de la lealtad al régimen:

Leales: la clase dirigente, el entorno del poder. También los descendientes de aquellos que combatieron en la ocupación japonesa de Corea y los familiares de los soldados fallecidos en la guerra de Corea. Tienen el privilegio de poder vivir en la capital, Pyongyang, así como un trato de favor en el acceso a la vivienda, alimentación, sanidad y educación.

Vacilantes: No son considerados enemigos pero sí sospechosos. Viven permanentemente vigilados y la componen artesanos y pequeños comerciantes repatriados desde China, y los intelectuales educados bajo dominio japonés. Los tibios y poco entusiastas con el líder.

Hostiles: descendientes y familiares de aquellos que colaboraron con Japón durante la ocupación, opositores al régimen, familiares de personas que huyeron a Corea del Sur y los que tienen algún tipo de relación con surcoreanos. Celosamente vigilados, se los somete a trabajos forzados y peligrosos. Limitada y racionada la alimentación.

Prácticamente imposible la movilidad ascendente entre castas y muy fácil la descendente. Ejemplo de esto último, el tío del actual líder, Jang Song-thack, el segundo hombre más poderoso e influyente del país hasta su ejecución el pasado día 12 acusado de traición y de intento de derrocar el régimen.

pict.php

Menéame Meneame

Tags: , ,

Comentarios cerrados.