Un pony y su oso de peluche

Un pony, Breeze, fue encontrado a las pocas horas de nacer, deshidratado y con hipotermia, por un voluntario de la asociación The Mare and Foal Sanctuary -el santuario de yeguas y potros-, creada en 1988 por Rosemary Kind, una amante de los animales que rescata a caballos y ponis abandonados en su Inglaterra natal.

En las instalaciones de dicha asociación, el pony es mimado y cuidado pero añora a su madre. Por las noches, el calor materno se lo proporciona un gran oso de peluche junto al que duerme acurrucado.

Get the Flash Player to see this content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.