Regalos para la maestra

cajaEl último día de clases, los alumnos le llevaron regalos a la maestra:
El hijo del florista le entregó un ramo de flores, y la hija del confitero, una bonita caja de bombones. En eso, el hijo del dueño de la licorería se acercó cargando una caja grande y pesada. Al recibirla, la maestra se dio cuenta que algo escurría por la base.
Con el dedo recogió una gota del líquido y la probó.
– “¿Es vino?”, pregunta tratando de adivinar.
– “No”, responde el chico.
La maestra probó otra gota:
– “¿Champaña?”
– “No”.
– “Me rindo, ¿qué es?”
– “¡Un perrito!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.