Vergonzosas sentencias sobre violencia sexual

06235905La Fiscalía solicitaba 16 y 20 años de cárcel y el juez los ha condenado finalmente a 5  y 6 años a sendos indivíduos por un delito de violencia sexual contra una mujer.

El tribunal ha rechazado aplicar al presente caso la modalidad agravada del delito de violación prevista en el artículo 180.1 del Código Penal. Ese precepto se refiere a la comisión del hecho cuando concurren «violencia o intimidación particularmente vejatorias o degradantes» o bien cuando se emplean «armas u otros medios peligrosos».

Los hechos. Dos indivíduos sometieron a una mujer al siguiente calvario: la desnudaron, le ataron de pies y manos, la arrastraron por el suelo, le quemaron el vello púbico con un mechero, le acuchillaron en un brazo y le introdujeron un palo por el ano y la vagina.

Según los jueces, no parece que la intención de los acusados al arremeter contra la agraviada tuvieran como finalidad violarla», señalan los magistrados, en alusión al requisito de la intencionalidad que requiere la jurisprudencia. En su opinión, «más parece que esa acción cometida por J.T.M. fuera una ocurrencia de las muchas que tuvieron para divertirse con la perjudicada».

No querían violarla, sólo divertirse. Increíble. Si la víctima hubiese sido alguna de sus mujeres, hijas o ellos mismos, me gustaría comprobar cual hubiese sido la sentencia entonces. (Fuente)

Si vergonzosa es esta sentencia, la siguiente es si cabe peor, pues no ha habido condena en otro delito de violencia sexual.

Un hombre es acusado de abusos sexuales sobre su cuñada mientras ésta dormía. Se descubre el caso porque la mujer del acusado, en trámites de separación, registra su coche buscando pruebas de sus infidelidades. Y encuentra unos DVD. Al visionarlos junto a su hermana, ésta descubrió que era víctima de abusos sexuales por parte de su cuñado mientras dormía.

Las dos mujeres denunciaron los hechos lo que supuso la detención del hombre acusado de un delito continuado de abusos sexuales por los que el fiscal solicitó en el juicio una pena de 12 años de prisión. La Audiencia le absuelve al considerar que la víctima, su cuñada, violó su intimidad al sustraerle los DVD en los que el hombre había grabado los abusos y en los que se basaba la acusación.

la Audiencia no entra a valorar los actos sexuales documentados en las fotos y vídeos que tomó el acusado mientras abusaba de su cuñada cuando ésta dormía, porque considera que el hecho de que su esposa obtuviera los DVD que destaparon los abusos sin el consentimiento del procesado viola su derecho a la intimidad y “contamina” todas las diligencias realizadas ‘a posteriori’. (Fuente)

Evidentemente no merece el mismo castigo quién soba a una mujer mientras duerme (violación de su intimidad y de su voluntad) que aquel que mete un palo por el culo a otra después de torturarla brutalmente (violación salvaje). ¿No hubiera sido más justo, lógico y cabal condenar al hombre del segundo caso a la pena de los primeros y a aquellos, como mínimo, a la que solicitaba el fiscal?

¿De qué valen las campañas contra los abusos y la violencia de género, si algún político dice impunemente que las leyes, como las mujeres, están para violarlas, y se producen sentencias tan vergonzosas como las comentadas?

abuso_sexual1

Menéame Meneame

Tags: , , , ,

Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.


 

Necesitas estar identificado para votar

Slo los usuarios registrados pueden votar, por favor, Identifícate para poder dejar tu voto.

Si no dispones de cuenta todaví puedes Crear una ahora.