Lo Imposible es imposible

Ayer, como miles de españoles seducidos por la machacona campaña promocional, venciendo las reticencias que me producía que Telecinco formara parte del proyecto  y tras soportar una larguísima fila, tanto para sacar las entradas como para acceder a la sala, fui a ver la película Lo Imposible. Salí  decepcionado, y eso que no es, ni mucho menos, una mala película.

lo-imposible

Decepcionado por el empeño del director –J.A. Bayona– durante todo el film, especialmente en su segunda parte, de tocar la fibra sensible del espectador para que suelte la lágrima. En este sentido y en su descargo, es cierto que vamos a ver una historia real de la que sabemos de antemano su inicio y final feliz.

lo-imposible-2012-pelicula

Dicho esto, Lo Imposible es una muy buena película, de un buen director y bien interpretada por sus actores entre los que hay que destacar, sí o sí, a Naomi Watts, magistral. Técnicamente, el film es espectacular y fantástico. Bayona quería transmitir realismo al espectador al filmar un tsunami y lo consigue con creces. La invasión de la tierra por el mar resulta de un verismo sobrecogedor.

lo-imposible-pelicula1_650

Resumiendo, merece la pena acudir a una sala de proyecciones para sufrir durante 100 minutos con la tragedia de María y su familia. Y como conclusión, la mía, es que es imposible, por mucho empeño y medios que se pongan, hacer que el espectador sienta el horror, la angustía y la desesperación que los verdaderos protagonistas tuvieron que sentir en una catástrofe natural de tamañas dimensiones que costó la vida a 255.000 personas.

Nervios-emocion-premiere-Imposible_TL5IMA20121008_0175_30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.