Ejemplos de buena y mala suerte extrema

Como ejemplo de buena suerte, tenemos el caso del joven chino Yang Junsheng, quién puede decir que volvió a nacer el pasado 26 de octubre al salir ileso (sólo algunos cortes por cristales) de un tremendo accidente de tráfico. La buena suerte y unos magníficos reflejos le salvaron de morir atravesado por decenas de barras metálicas al empotrarse su coche contra el camión que las transportaba.

1 2 3

En el polo opuesto se encuentra el apostante que no ganó nada en el juego de los Euromillones. La mala suerte no es que no acertara un solo número, esto es lo normal teniendo en cuenta que las probabilidades de ganar el pleno son de 1 entre 76.275.360. La mala suerte, que más parece una burla del destino, es que en el sorteo del pasado 21 de octubre, este des(a)graciado apostaba por 7 números, superiores todos en una unidad a los agraciados.

loteria-europa-2

Menéame Meneame

Tags: , , , , ,

Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.