Anencefalia. Bebé con cabeza de rana

nina rana

Días atrás se ha dado una de esas aberraciones naturales al nacer una niña con cara de rana en el hospital Francisco Gonzalvo en la localidad de La Romana, República Dominicana.

La madre, de nacionalidad haitiana y 20 años de edad, acudió a este país a dar a luz sin haberse sometido en todo el embarazo a ningún control. Trás el parto, huyó despavorida del hospital creyendo haber parido un monstruo, dejando abandonado al bebé que murió minutos después.

Se trata de un caso de anencefalia, una malformación congénita grave por la cual, debido a la falta del cierre del tubo neuronal, no se desarrolla el cerebro del feto, o lo hace mínimamente, originando que nazcan con la ausencia total o parcial del mismo, sin cráneo ni cuero cabelludo.

Se desconoce exactamente su etiología, aunque sí se asocia a un déficit de ácido fólico por falta de metabolización del mismo. La anencefalia se origina en el primer mes de embarazo y es fácilmente detectable en los controles durante la gestación, siendo aconsejable abortar. Los bebés nacidos con esta malformación están condenados a morir a los pocos minutos de nacer.

Get the Flash Player to see this content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.