Carta de Gadafi a Occidente

Quiero compartir un articulo encontrado en www.expansion.com en la que el periodista refleja la cruda realidad y la hipocresia de los politicos.

Gadafi y Zapatero

Hola camaradas occidentales, soy vuestro amigo Gadafi. No sabéis cómo me duele que discutáis entre vosotros sobre si me echáis o no del poder.

Con los buenos momentos que hemos pasado juntos. Con Berlusconi, me fui de bacanal sexual con sus lindas velinas, a Zapatero le invité a mi jaima, con los americanos hice las paces en 2003, a los franceses les considero como hermanos… y hasta le regalé un caballo de raza árabe precioso a Aznar.
Me necesitáis aquí, detrás del muro, para tener sometidos a millones de árabes que podrían ser una amenaza para vuestra seguridad y que harían peligrar la bonanza de vuestros ciudadanos. Igual que os vienen bien otros dictadores –como vosotros nos llamáis– en Arabia Saudí, Yemen, Bahrein, en todos los países del Golfo y en tantos otros lugares del mundo.

Necesitáis a personas como yo, que, con mano dura, cuiden del muro, que salvaguarden vuestro exclusivo refugio, que os aseguren que vais a seguir teniendo petróleo para que vuestros ciudadanos se sientan felices conduciendo sus magníficos coches.

Si no estuviéramos nosotros, os podíais encontrar con otro Irán u otro Afganistán, porque los árabes no entendemos eso que tan pomposamente llamáis democracia y no estamos dispuestos a que nos impongáis vuestras normas. Nosotros tenemos las nuestras y no las vais a cambiar. Nuestro Corán es sagrado. ¿Qué habéis conseguido en Irak? Pues miles de muertos y una inseguridad que os está acarreando terribles consecuencias. Recordad los atentados de Nueva York, Madrid o Londres. Con lo controlado que lo tenía el fiel Saddam Hussein. Nunca vais a lograr imponer la democracia en los países árabes a golpe de fusil.

Y tú, Zapatero, ya me contarás cómo les convences a los españoles de que matarme a mí y bombardear Libia es una causa humanitaria. Tú, que te diste golpes en el pecho y que te pusiste al frente de la manifestación del No a la guerra en el caso de Irak, ahora envías los F-18 a masacrar a miles de inocentes. Pero si nunca te ha importado lo que he hecho dentro de mi país.

¿Ya no te acuerdas de tu Alianza de Civilizaciones? ¿No quedamos, cuando tomamos té en mi jaima, en que tu bondad infinita iba a salvar al mundo de la destrucción? Acuérdate Zapatero que hubo una época en que financié a ETA, al IRA irlandés y a las FARC colombianas, que ordené una masacre en Múnich, que puse una bomba en una discoteca de Berlín, que derribé un vuelo de la Pan Am… Luego me perdonasteis y no os podéis quejar, porque en los últimos años he sido un chico bueno.
Ya sé que, con la democracia ésa de la que tanto alardeáis, de vez en cuando tenéis que demostrar a vuestros ciudadanos que vosotros sois los buenos y que nosotros somos los demonios. Soy consciente de que tenéis que engañar a vuestros votantes con gestos de supuesta humanidad. Pero todos sabemos que es mentira y que de mi país lo único que os interesa es el petróleo.

Porque nadie se puede creer que os importen los muertos. ¿Qué hicisteis cuando en Ruanda los hutus exterminaron a los tutsis? No quiero sacaros los colores hablando del genocidio armenio, o de Bosnia, o de Srebrinca. No creo que vuestros ciudadanos estén preocupados por lo que ocurre en Libia, nunca lo han hecho.

Bueno, sólo se perturban cuando ven imágenes de tragedias en televisión, pero con dar 50 euros a una ONG tranquilizan sus conciencias. Todavía me acuerdo cuando los españoles salieron a la calle contra la guerra de Irak. Fueron manipulados por mi amigo Zapatero, que necesitaba darse un baño de multitudes para ganar las elecciones.
Y que me dices tú, Sarkozy, que ahora te enfrentas a mí para revitalizar tu grandeur y ganar prestigio entre los ciudadanos galos. Vas de machito conmigo, pero los dos sabemos que es una maniobra para recuperar el prestigio internacional que has perdido. Ya ves lo que le ocurrió a Aznar, que también quiso ir de Rambo en Irak y se estrelló.
Habéis bombardeado mi país, pero os queda lo más difícil: echarme del poder. No lo vais a conseguir salvo que invadáis Libia por tierra, y eso es lo que estáis discutiendo ahora porque no tenéis agallas para meteros en otro Irak.

Al igual que ya hice en 2003, qué os parece si pido perdón otra vez y nos reconciliamos. Vayan los rebeldes que yo he matado por los misiles que habéis lanzado vosotros. No nos vamos a guardar rencor ahora, y os garantizo que voy a volver a ser bueno y que no os va a faltar petróleo, que es lo que de verdad os preocupa.

Fdo. Vuestro amigo Gadafi

Menéame Meneame
Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.