Nacimiento de un canguro

En este blog hemos visto el nacimiento de un delfín y el nacimiento de un elefante. Ahora, gracias a este vídeo, vamos a ver el nacimiento de un canguro rojo. Los marsupiales tienen la curiosidad de gestar a sus crías en una bolsa, no sin antes haber parido un feto. Es decir, durante un periodo de 33-38 días gestan a sus crías en el útero; pasado este tiempo nace una cría incompleta de, aproximadamente, 1cm de largo y entre 1 y 2 gramos de peso. Luego, la madre hace un surco con su lengua en los pelos de la panza, por donde la cría sube hasta la bolsa y se mete. Allí adhiere sus labios al pezón de la madre, donde se forma una membrana que actúa de placenta. Así se queda los cuatro o cinco meses en que se alimenta de sangre. Cuando la madre comienza a producir leche, esa membrana se disuelve y la cría comienza a comportarse como un mamífero normal con una vida semidependiente. A los seis meses ya asoma la cabeza cuando la madre se agacha a comer pasto y, a los siete, entra y sale de la bolsa constantemente hasta que, un día, no entra más.

La hembra, inmediatamente después de tener una cría entra en celo, pudiendo estar gestando 2 crías a la vez: una en el útero y otra en el marsupio. La primera no saldrá hasta que su herman@ abandone la bolsa; también, increiblemente, la hembra puede retrasar a voluntad el desarrollo del feto alojado en el útero, quedando en stand-bay si su instinto le dicta, por ejemplo, que al año que viene va a haber sequía.

Get the Flash Player to see this player.

Menéame Meneame

Tags: , , , ,

22 Comentarios