Pescar en Mali

Hay dos formas de romper con la idea según la cual, la pesca es un deporte relajante practicado en un bello entorno natural. Una es evocar la imagen pescando de un gallego bajito, con voz de pito y muy cabrón, de memoria infausta y pertinaz. Otra es asistir a un ritual sagrado de algunas tribus de Mali.

El pueblo Dogón de Mali practica un curioso ritual sagrado de pesca denominado Antogo. Basado en antiguas guerras tribales, una vez al año, miles de hombres pertenecientes a 23 aldeas, se reunen en torno a una charca que es la única en kilómetros a la redonda con agua en la estación seca, y en la que abundan los peces-gato. En el tiempo transcurrido entre la señal de inicio y final, cientos de hombres a la vez se lanzan al agua equipados con cestas para capturar el mayor número de peces. Al finalizar, el pescado es repartido equitativamente entre todos.

Get the Flash Player to see this content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.