Movistar: la estafa de las facturas falsas

Según la Información.es, un ciudadano de Villena (Alicante, España) ha recibido una factura de la compañia Movistar de 17.405 euros por llamadas a Jamaica. Estas se produjeron supuestamente en dos días. El afectado niega haberlas realizado y, de momento, de nada le ha servido reclamar a la propia compañia y a la Oficina Municipal de Información al Consumidor. De momento está inscrito en un registro de morosos, con los perjuicios que ello conlleva.

En este caso se da la extraña circunstancia de que, si bien los datos personales de la factura se corresponden con el perjudicado, los datos bancarios de la domiciliación del pago son de una entidad de las Islas Baleares absolutamente extraña para él. Más inaudito por imposible, es el detalle de facturación: un día se factura a las 11,18h. una conversación de 9 minutos, y el mismo día, un minuto después -11,19h- otros 11 minutos de charla. ¿Como es posible?.

Pero el colmo del absurdo, del sinsentido y la desvergüenza de Movistar se produce con el hecho de que este hombre, Juan Carlos Mansilla, ni siquiera es es cliente de la operadora.

Factura

Y no es el único caso. El digital Ine.es da cuenta del caso de una mujer asturiana a la que Movistar le ha enviado y pasado al cobro el pasado 25 de noviembre una factura de, ¡ojo al dato!, 61.858 euros, cuand hace 5 años que se dio de baja de la compañia telefónica. Increíble.

Estos son algunos ejemplos de abusos y estafas que ocurren impunemente con frecuencia, por unas operadoras o por otras, y por importes más o menos escandalosos,  que dejan al consumidor en una completa indefensión con la permisividad y pasividad de los poderes del Estado.

Estos hechos nos hacen estar hasta los cojones de Movistar, como en su día estuvimos hasta los cojones de Vodafone.

Menéame Meneame

Tags: , ,

Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.